México es una de las economías de América Latina que más le preocupan al Fondo Monetario Internacional (FMI), porque a pesar de contar con una serie de reformas estructurales en ejecución, sólo crece a una tasa cercana a 2%, admitió el director para el Departamento Occidental del Fondo Monetario internacional (FMI), Alejandro Werner.

De visita en México, refirió que la economía enfrenta una serie de riesgos como la contracción del flujo de inversiones, la creciente inflación y la exposición de sus finanzas al precio del petróleo.

Al participar en el Foro Económico organizado por la Asociación Económica Internacional (IEA), argumentó que por la incertidumbre que genera el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), comenzaron a retraerse las inversiones hacia el país.

Este panorama con impacto en las decisiones de inversión se extenderá en los próximos meses, conforme se conozcan las nuevas reglas del juego que arrojará la renegociación del acuerdo comercial, previó.

A esta incertidumbre, podría sumarse la que genere el proceso electoral del 2018, pues este tipo de eventos suelen tener impacto en las decisiones de inversión, dijo.

Advirtió que la región en general enfrenta problemas de gobernabilidad y corrupción que pueden alimentar también en el corto plazo la incertidumbre de los inversionistas.

Inflación y la agresiva? respuesta de Banxico

En una conferencia dictada junto con el economista jefe para América Latina del Banco Mundial, Carlos Vegh, y el investigador del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Andrew Powell, Werner destacó que México está transitando por un proceso de inflación.

Detalló que la variación de los precios generales ha pasado de 3 a 6% en lo que va del año, resultado del alza de los precios de la gasolina y del traspaso de la depreciación cambiaria sobre los precios.

Enfatizó que el Banco de México mantiene una agresiva política monetaria , con el objetivo de reducir la presión sobre las expectativas inflacionarias de corto plazo, pues, aseguró, las de mediano y largo plazo se encuentran ancladas.

Finanzas públicas dependientes

El funcionario del Fondo destacó que a pesar de que México está disminuyendo la dependencia de los ingresos por petróleo, las finanzas públicas siguen recargadas de forma importante en este segmento. Lo que es un factor adicional de exposición al contexto externo, matizó.

Comentó que en el caso mexicano, el ajuste fiscal por el que ha transitado para compensar los menores ingresos por el comercio del petróleo, ha tenido también un efecto negativo en la inversión pública y en consecuencia en el crecimiento.

Tras realizar un diagnóstico general sobre las economías de la región, dijo que también Colombia transita por un proceso de ajuste fiscal, pues sus finanzas, como las mexicanas, están recargadas en los ingresos por petróleo.

Hay un escenario recesivo

Luego de su presentación, el investigador del BID, Andrew Powell, explicó que el escenario base de crecimiento para México es de 2% para los próximos tres años.

Pero, de presentarse tres choques simultáneos externos, la economía mexicana sufrirá una recesión hasta de 1.8% en su PIB, de aquí al 2019.

Los tres choques aludidos son: el deterioro del comercio mundial, una normalización de tasas de la Fed más rápida de lo esperado y la caída de los precios de los commodities.

El Foro Económico de la IEA es realizado por primera vez en México, organizado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas y la citada conferencia corresponde al tercer día de trabajos.

Werner es uno de los candidatos que más ha mencionado el mercado para sustituir al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, quien dejará su cargo a partir del 1 de diciembre. Sin embargo, al no ser mexicano de nacimiento no puede aspirar a este encargo.