En su informe mensual, el gobierno japonés utilizó la palabra recuperación por primera vez en seis años para describir la economía del país asiático; asimismo destacó el fuerte consumo privado y una mejora de la inversión empresarial.

La economía japonesa se está recuperando a un ritmo moderado , consignó el Ejecutivo en su informe económico de enero, en el cual revisan a la alza tres de los 14 aspectos que analiza: el consumo, la inversión empresarial y las quiebras de negocios.

Se trata de la primera vez que el gobierno nipón habla de recuperación de su economía desde enero del 2008, antes de que empezara a debilitarse por la crisis financiera global tras el colapso ese año del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, informó la agencia Kyodo.

El informe mensual informa que los precios se mantienen firmes y llama al Banco de Japón (BoJ) para que lo antes posible se alcance el objetivo inflacionario del gobierno de 2 por ciento.

Durante los último tres meses, el gobierno mantuvo su valoración intacta y aseguraba que la economía se encontraba en la senda de la recuperación moderada , mientras que en diciembre, dejó de hablar de deflación por primera vez en cuatro años.

En su informe de enero, el gobierno del primer ministro Shinzo Abe revisa a la alza por segundo mes consecutivo su valoración sobre el consumo; apunta que está aumentando y muestra un incremento claro de última hora en algunos sectores debido al alza del IVA que entrará en vigor el próximo abril.

Sin embargo, el Ejecutivo muestra su preocupación por el impacto que el aumento de 5 a 8% del impuesto sobre el consumo puede tener en los consumidores a la hora de comprar artículos de lujo, como coches, afectando a la recuperación de la economía.

El informe es optimista: los beneficios corporativos se han ido recuperando , lo que le ha llevado a actualizar a la alza su valoración de esta categoría por primera vez en cuatro meses. La inversión empresarial se está recuperando y el numero de quiebras se ha reducido.