Tras la crisis económica y social que desató la pandemia, así como la caída histórica de 6.8% del PIB el año pasado y las altas cifras de desempleo e informalidad en Colombia, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que el porcentaje de personas clasificadas como pobres respecto al total de la población nacional fue 42.5%, lo que significó un aumento de 6.8 puntos porcentuales (pps) frente a la cifra de 2019 (35.7%).

En este sentido, 3.6 millones de personas ingresaron a la situación de pobreza monetaria, pues en 2019 la cifra era de 17.4 millones y en 2020 la cifra pasó a 21.02 millones de personas. Desagregando las dinámicas rurales y urbanas, en las cabeceras la cifra pasó de 32.3% a 42.4%, mientras que en la zona rural la incidencia de la pobreza monetaria disminuyó, pues el dato pasó de 47.5% a 42.9 por ciento.

Por otro lado, el porcentaje de personas en condición de pobreza extrema fue de 15.1%, lo que significó un aumento de 5.5 pps frente a la cifra de 2019 (9.6%). Así, más de 2.78 millones de colombianos ingresaron a la situación de pobreza extrema en 2020, pues la cifra paso de ser de 4.68 millones en 2019 a 7.47 millones de personas el año pasado.

Eso sí, el director del Dane resaltó que si en el país no se hubieran implementado los programas sociales, tanto ordinarios como extraordinarios, la incidencia de la pobreza hubiera sido de 46.1%, es decir, las medidas tuvieron un efecto de mitigación de 3.6 puntos porcentuales.

"Si no existieran ayudas institucionales en 2020 la incidencia de la pobreza monetaria en el país habría sido de 46,1%, es decir hubiéramos pasado de 35.7% a 46.1 por ciento".