Se necesita replantear una Convención Nacional Hacendaria (CNH) porque la distribución del gasto federal en relación a las aportaciones que hacen los estados ha quedado obsoleta, así lo planteó Luis David Ortiz Salinas, presidente de la Comisión de Federalismo y Desarrollo Municipal del Senado de la República.

“Tenemos que partir de la repartición de recursos, pero que no quedé en ello; ya que de la obtención de más recursos en los estados, (éstos) puedan tomar mayores responsabilidades en ciertos ámbitos que están completamente centralizados”, comentó el senador en el foro “El presente y futuro fiscal de México. Desafíos y prospectivas de la reforma fiscal 2022”.

El legislador mencionó que es necesario cambiar el esquema del Pacto Fiscal porque el Estado ha logrado aumentar la recaudación significativamente a lo largo del tiempo hasta llegar a 16.5% como porcentaje del Producto Interno Bruto.

“Ese incremento de recaudación tuvo que haberse usado para generar círculos virtuosos en los estados”, sostuvo en el evento organizado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El neolonés reveló que tuvieron pláticas con Arturo Herrera, ex titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sobre este tema fiscal. Sin embargo, no han podido reunirse con Rogelio Ramírez de la O.

El pacto fiscal es el acuerdo que tiene el gobierno federal con las entidades federativas y los municipios del país sobre el cobro de impuestos. De acuerdo con la ley, el gobierno federal es el encargado de la recaudación y, a su vez, quien reparte estos ingresos a las entidades del país.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, ha amenazado en el último año con retirar a su entidad del Pacto Fiscal debido a que, a su parecer, no reciben lo justo por parte de la Federación.

santiago.renteria@eleconomista.mx