Diana Bernal, titular de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), se pronunció porque todos los afectados por cobros o multas emitidos por el Servicio de Administración Tributaria tengan los mismos plazos para defenderse, pues en la actualidad se le otorga más tiempo a los grandes contribuyentes que cuentan con un gran aparato para hacerlo, que a los pequeños.

A unas horas de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelva sobre la constitucionalidad del plazo establecido en la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, que es la que regula el juicio de nulidad que el contribuyente inconforme puede interponer, la funcionaria habló al respecto.

Y es que hoy día si a un contribuyente le llega un pago o multa menor a 113,000 pesos, sólo tiene 15 días hábiles, a partir de la notificación, para impugnar y tratar de irse a juicio, lo cual, dice la Procuradora, resulta insuficiente. Los que tienen los créditos (pagos o sanciones) más pequeños es la gente más vulnerable, la gente que muchas veces vive al día .

En cambio, agregó, si a un contribuyente le llega un cobro fiscal superior a esa cantidad, la ley en la materia les da un plazo de hasta 45 días hábiles para impugnar.

En este sentido, lo que la Prodecon pide, y confía en que la Corte actúe hoy en esa misma línea, es que si la demanda se presenta después del día 15, ésta no se deseche y se deje al pagador de impuestos sin defensa, sino que se tramite como un juicio ordinario y no como juicio sumario o rápido.

QUE NO SE CIERREN PUERTAS

Lo que estamos pidiendo es lo que ya han interpretado algunos tribunales colegiados y algunas salas del tribunal, que es que si el contribuyente de bajos recursos viene después del día 15 a juicio, no se le cierre la puerta del tribunal, sino que se le permita que lo litigue por la vía normal, por la vía ordinaria .

Bernal explicó que cuando se le hicieron modificaciones a la referida ley, la idea original era que se establecieran los juicios sumarios, pero en forma optativa, con el fin de beneficiar a los pequeños contribuyentes que se vieran afectados por actos de las autoridades fiscales pero, finalmente, esta parte se estableció como obligatoria y ahora fueron los pequeños contribuyentes los que resultaron perjudicados.

Precisó que el asunto que resolverá hoy la Corte no es un recurso que haya interpuesto la Prodecon, sino que fue de un contribuyente, pero destacó que sería preocupante que la SCJN mantuviera tales plazos, pues sentaría precedente y harían lo mismo tribunales inferiores.

Adelantó que en caso de que el máximo órgano judicial del país no resolviera en favor, la Prodecon tiene otro juicio similar ante la Corte. Incluso refirió que propondrá a la Comisión de Hacienda del Congreso que el juicio sumario sea optativo, como se propuso originalmente.

Bernal aclaró que es fundamental que todos los gobernados tengan posibilidad de tener acceso a la justicia, así como al respeto de las garantías de audiencia y de debido proceso.

Del total de los juicios promovidos a casi un año de operaciones de la Prodecon, en cerca de 40% los contribuyentes que acuden a la Prodecon llega ya con el término agotado.