Tras un largo tiempo de espera para los intereses de integración comercial entre Perú y la India, el miércoles pasado el otro gigante asiático aprobó el inicio de las negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Comercio.

Frente a un mercado de 1,300 millones de habitantes el segundo más grande del mundo este acuerdo supone una gran oportunidad para dinamizar las exportaciones nacionales hacia el continente asiático y la inversión, estimó la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú).

A la fecha, cabe recordar que la India se proyecta como una de las potencias emergentes más importantes a nivel mundial. Según cifras del Banco Mundial, entre el 2011 y el 2015, experimentó una tasa de crecimiento promedio del 7.3% y se espera que este país crezca a tasas del 7.6% en los próximos años, producto del incremento del consumo privado y la inversión en infraestructura pública.

Según estimaciones de The Economist Intelligence Unit, la India representará un 15.1% del PBI mundial para el 2050, por lo que la firma de un acuerdo comercial es indispensable para asegurar el liderazgo de Perú en la participación comercial y la captación de inversiones, refirió el gremio en su último reporte.

Más aún, la firma de un TLC con este país nos posicionaría como los primeros en la región en contar con uno , argumentó ComexPerú.

Proyecciones

En los últimos seis años, el intercambio comercial entre Perú y la India ha crecido a una tasa promedio anual del 14.8% (33.6% para las exportaciones y 7.9% para las importaciones), de acuerdo a cifras de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria de Perú (SUNAT). Solo entre enero y noviembre de 2016, este ascendió a 1,509 millones de dólares, un 4.7% más que en el mismo periodo del 2015.

Con respecto a las exportaciones, en el mismo periodo se realizaron envíos por 773 millones de dólares, con un crecimiento del 36.3%, dinamismo por encima del alcanzado con China (12.2%) y Estados Unidos (20.1%), nuestros principales socios comerciales, apunta el ente gremial.

Ante lo cual, en opinión del gremio uno de los principales beneficios que implica un TLC es la reducción o eliminación del esquema arancelario.

En efecto, los principales envíos a la India durante este año que termino fueron de oro (382 millones de dólares) y cobre (296 millones de dólares), productos que, en la actualidad, ingresan a dicho país con un arancel promedio del 7.6%, seguidos por los fosfatos de calcio naturales (61.3 millones de dólares), que enfrentan uno del 7.8 por ciento.

Asimismo, la firma de este tratado abriría una ventana de oportunidades para los principales productos agrícolas enviados a este mercado, como el café (2.7 millones de dólares), las uvas (0.8 millones de dólares), el cacao (0.6 millones de dólares) y la harina y pellets de pescado (1.1 millones de dólares), los cuales tienen aranceles del 56.3%, 30.8%, 30% y 29.9%, respectivamente.

Evolución

Si bien, en la actualidad los envíos a este país no superan un 3% del total de la oferta exportable peruana, la evolución de las exportaciones ha sido sorprendente: de registrar envíos por 156 millones de dólares entre enero y noviembre del 2010, ésta trepó a 772.6 millones de dólares durante el mismo periodo del 2016, un aumento cercano al 396 por ciento.

De forma análoga, entre enero y noviembre del 2016, Perú importó de la India 736 millones de dólares (2.2% del total de nuestras importaciones), principalmente vehículos, productos laminados, textiles y medicamentos.

En opinión de ComexPerú, el desafío en este sector será aprovechar la reducción de costos que se generaría para el consumidor y la industria nacional, a consecuencia del abaratamiento de las importaciones de bienes intermedios y de capital como maquinaria, electrodomésticos y software. Además, un objetivo estratégico sería fomentar el comercio de servicios, como las tecnologías de la información y de tercerización (outsourcing).

Otro beneficio de la firma de un acuerdo comercial con la India es que contemplaría la posibilidad de incrementar los flujos de inversión entre ambas economías, lo que facilitaría spillovers de tecnología y productividad, elementos necesarios para fomentar la innovación en la industria peruana.

Las cifras indican que el intercambio con la India es uno de los de mayor crecimiento y se ha hecho camino a pesar de la distancia y las barreras arancelarias, por lo que facilitar el comercio con este país, a través de un TLC, ofrecerá infinitas oportunidades , reiteró ComexPerú.

Así, de firmarse el acuerdo comercial se consolidaría la cartera de convenios que tiene el Perú con importantes mercados como Estados Unidos, China, Japón y la Unión Europea. La formalización de relaciones comerciales con estos gigantes, aunada a la aparente recuperación de las exportaciones durante los últimos meses, será una herramienta clave para el repunte del comercio exterior.