Los bancos de inversión Goldman Sachs y Barclays, así como la consultoría Moody´s Analytics, estimaron que la estrategia millonaria de estimulo fiscal que está impulsando el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, animó sus expectativas de recuperación económica para el 2021.

Vendrá un impacto positivo en la economía mexicana vía remesas y demanda de productos del país vecino, pero será insuficiente para compensar la debilidad doméstica, advirtieron economistas de Moody´s Analytics y BNP Paribas.

Estrategas de Goldman Sachs mejoraron su pronóstico de crecimiento para EU al ubicarlo en 6.6% desde 6.4% previsto en un inicio.

Consideran que la propuesta de Biden para inyectar 1.9 billones de dólares a la economía busca apoyar a la demanda interna e incorpora políticas públicas relevantes para apuntalar su mercado laboral.

En tanto, desde Londres, economistas de Barclays mantuvieron sin cambio su previsión de 6.3% para el PIB de Estados Unidos en el 2021 pero advirtieron que “el plan de Biden tiene riesgo alcista para las expectativas económicas”.

Los expertos de Barclays resaltaron que el plan Biden facilitará el retorno de la fuerza laboral al garantizar fondos dirigidos al cuidado de los niños, lo que tendrá un impacto positivo en el regreso de las mujeres al empleo formal así como el pago de seguros de salud, que también alentará la confianza de los trabajadores para salir de casa.

Moody´s Analytics llevó su pronóstico de crecimiento para Estados Unidos a 5% con una fuerte expectativa de que se mantendrá en crecimiento vigoroso, incluso en el 2022.

“La economía de Estados Unidos terminará 2021 con un nivel del PIB superior al de 2019 y México lo hará hasta mediados del 2023”, precisó el director de investigación económica de Moody´s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño.

Movilidad ayudará a recuperación

Mientras más población este inoculada, más rápido se repondrá la movilidad y la recuperación económica.

El plan de estímulo fiscal de Biden enmarcado en su estrategia “Build Back Better/Construye un mejor retorno” representa 8% del PIB de la primera economía del mundo.

Los 1.9 billones de dólares que conforma el plan del principal socio comercial es dos veces el tamaño de la economía anual de México, recursos que estarán dirigidos a apuntalar al consumo doméstico y a compensar el impacto de salud que seguirá representando la pandemia en lo que se amplia la vacunación por todo el territorio.

En sus últimas estimaciones el Fondo Monetario Internacional (FMI) previó que la economía estadounidense este año crecerá 3.1%, tras una contracción de 4.3% en el 2020. El FMI presentará su nuevo panorama económico para el mundo y los países del G20, a fines de esta semana.

El Plan de Rescate de EU

Biden, anunció el jueves pasado su programa de estímulo económico, que contempla un paquete de ayuda por 1.9 billones de dólares.

El programa bautizado por Biden como “Plan de rescate de EU” destinará 416,000 millones de dólares a la vacunación de 100 millones de estadounidenses, que planea sean aplicadas los primeros 100 días de su mandato.

La iniciativa incluye duplicar el salario mínimo a 15 dólares la hora, ayudar a los gobiernos estatales y locales en problemas, así como reabrir escuelas de manera segura.

Se contempla aumentar el monto de los cheques directos a los estadounidenses de 600 dólares a 2,000 dólares. A los trabajadores desempleados y afectados por la crisis se les deberán abonar 400 dólares cada semana.

ymorales@eleconomista.com.mx