Ante la crisis económica causada por el Covid-19, en donde los bancos centrales de varios países optaron por bajar sus tasas de interés y la deuda de ellos se incrementó para hacer frente a la pandemia, economías emergentes y avanzadas empezarán a ajustar estas políticas monetarias, lo cual podría situar a los países con menores márgenes de maniobra. 

“Cuando los mercados internacionales tienen incertidumbre y los locales se dislocan, la deuda que se incrementa es la externa, de tal manera que los países, creo yo, a nivel mundial vamos a enfrentar un menor margen de maniobra en la política fiscal, pero también en la monetaria los siguientes años”, pronosticó Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) durante la inauguración de la Convención Nacional IMEF 2021. 

El funcionario, que fue en representación del secretario de Hacienda Rogelio Ramírez de la O, explicó que lo anterior hará que los países empiecen a trabajar por el lado de la oferta, es decir, crear una agenda enfocada a la desregulación, simplificación, así como eliminar y reducir los costos asociados a los aparatos productivos, los cuales varios de ellos están generados por la corrupción. 

Añadió que la recuperación de la actividad económica es una realidad a nivel mundial; sin embargo, los países se están recuperando a distintas velocidades ante las características que poseen. 

“Hay una alta probabilidad de que el Covid sea catalogado como un evento disruptivo que va a cambiar probablemente la forma en que vamos a delinear la economía”, dijo, a la vez de que precisó que los efectos de la pandemia no son de corto plazo y muestra de ello es que el mundo ya va para dos años lidiando y viviendo con ella.