El Pacto de Estabilidad Fiscal anunciado por el gobierno federal generará certidumbre a los inversionistas, ya que se contará con reglas claras sobre los impuestos que deberán pagar, afirmó el socio líder nacional de la Práctica de Impuestos y Legal de KPMG México, Miguel Ortiz.

Será un gran reto para la autoridad, que con las reglas que ya tenemos se pueda incrementar la recaudación de manera sustantiva, sin echar mano de nuevos gravámenes, como sucedió el año pasado, subrayó.

Sobre el tiempo estipulado, el socio de Impuestos Corporativos especialista en Fusiones y Adquisiciones y Servicios Financieros, Ignacio Sosa, opinó que no es suficiente, pero es un buen comienzo.

"Sí vamos a tener un Pacto, sin decreto presidencial, debe estar basado en reglas claras emitidas por una autoridad competente, sea la Secretaría de Hacienda o el Servicio de Administración Tributaria, y las reglas tienen que ser por escrito, seguir el Estado de derecho y que tenga un fundamento legal", consideró.

Mientras que el socio líder de la Práctica Legal de la empresa, Manuel Llaca, comentó que existe un gran reto para resolver los amparos que se han presentado por la reforma en la materia.

También mencionó que si se concede dentro de este documento que estaba contemplado a presentarse durante este mes, que las compañías puedan deducir el cien por ciento de algunas prestaciones, no se elimina la inconstitucionalidad de las disposiciones legales.

No obstante, para el socio líder del segmento IMMEX, Mario Hernández, para la industria maquiladora no era el momento adecuado para llevar a cabo una reforma, ante la situación en Estados Unidos, pues incrementar el pago de impuestos para el sector puede provocar que las compañías evalúen llevar sus inversiones a otros países, opinó.

apr