Pese a la volatilidad que se ha registrado a principios del año, Grupo Financiero Banorte se muestra optimista y confía en que la economía mexicana crezca, al menos, 3.6% en el 2015.

Estamos muy optimistas, es el año en que debemos crecer 3.6% por lo menos, y los próximos años empezar a crecer , después de las reformas estructurales que se hicieron en el país, a niveles de 4% , expuso Marcos Ramírez Miguel, director general del grupo.

El banco sostiene su pronóstico en tres factores fundamentales: la economía de Estados Unidos, de la que depende mucho la mexicana, ha mostrado buenos comportamientos, y ello ayudará a la demanda externa; la reforma fiscal que entró en vigor con el 2014, y que frenó la economía, ya no se sentirá en el 2015, y el gasto público ejercido el año pasado, tendrá que verse reflejado en el actual.

Marcos Ramírez destacó que en su pronóstico de 3.6% ya se incluyen los efectos de la caída del petróleo y el consecuente recorte al gasto público para este año: La caída del petróleo ya está absorbida .

En entrevista, el banquero mencionó que así como en el 2014 Banorte fue precavido en su pronóstico, dadas las condiciones económicas prevalecientes en ese momento, en el 2015 la situación luce diferente.

Pese a las pruebas que México ha vivido y que deberá sortear en los meses por venir, mantenemos un optimismo moderado con relación al avance de nuestra economía. Nuestra Dirección de Análisis Económico estima un crecimiento del PIB de 3.6% para este año, tasa mayor al consenso del mercado; no obstante que el inicio del año ha sido muy volátil para los mercados financieros internacionales, planteándonos un alto grado de complejidad , destacó.

Ramírez Miguel añadió que su estimación de crecimiento viene acompañada de una inflación baja, la cual se mantendrá cercana a 3% , el objetivo del Banco de México.

A pesar del retador entorno global, el buen comportamiento de las compras de los bonos mexicanos por parte de inversionistas extranjeros parece confirmar dicho optimismo , enfatizó.

Ve por Más reduce pronóstico a 2.8%

En contraparte, Grupo Financiero Ve por Más redujo su pronóstico de crecimiento del PIB para este año, desde 3.2 a 2.8%, principalmente como consecuencia del recorte al gasto por 124,300 millones de pesos anunciado la semana pasada por el gobierno Federal.

Aunque la institución ve como positiva la medida, toda vez que tiene un carácter preventivo, mencionó que en el 2015 el gasto de gobierno y la inversión pública se mantendrán en niveles bajos, similares a los del 2013 y 2014, limitando el crecimiento económico.

Por otra parte, el consumo privado, la exportación del sector manufacturero y la inversión del sector privado serán los principales impulsores del crecimiento. En el 2015, si bien proyectamos un mayor ritmo económico que en años anteriores, aún se crecerá por debajo del crecimiento potencial, estimado por el Banxico, entre 3 y 4% , puntualizó.

Ve por Más confió en que la economía pueda comenzar a crecer en el 2016, impulsada por el consumo privado, las exportaciones y la inversión. Si bien prevalecen los riesgos a la baja, derivados de las cotizaciones del petróleo, estimamos que en el 2016 la economía podría crecer 3.2% y en los años siguientes avanzar a un ritmo similar al potencial de entre 3 y 4 por ciento .

Otros grupos financieros como BBVA Bancomer mantienen su pronóstico en 3.5% para el 2015, mientras que Banamex en 3.4 por ciento. De forma más drástica, Banco BASE lo redujo hace unos días a entre 1.8 y 2.3 por ciento.

[email protected]