“¡No-más-moches!, ¡No-más-moches! ...”, se desgañitaban los diputados federales de Morena, en respuesta a sus pares del PAN, PRI, PRD y MC que, en tropel, se dirigieron a la tribuna para protestar justo cuando uno de ellos, Tonatiuh Bravo, hacía uso de la voz.

Los manifestantes de la oposición mostraron pancartas uniformes con leyendas en demanda de más presupuesto para educación, campo, ciencia y tecnología, migrantes, medio ambiente, agua, transporte y vivienda.

“¡No-más-ligas!, ¡No-más-ligas!... Be-ja-ra-no, Be-ja-ra-no... Línea 12...”, devolvían los panistas, a gritos también, desde sus curules.

La protesta se repitió cuando subieron a fijar la posición de sus bancadas el priista Fernando Galindo, exsubsecretario de Egresos en el sexenio anterior, y la panista Sonia Rocha Acosta.

René Juárez Cisneros, coordinador de los priistas, calificó de “criminal” quitar dinero a las universidades públicas.

Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público, compareciente ante el pleno de la Cámara de Diputados para detallar el Paquete Económico 2019, se paró de su lugar asignado al lado de la tribuna y abandonó el salón cuando Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva, levantó la sesión ante el desorden en el recinto legislativo luego de que Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), de entrada y cual puya dirigida a los inconformes, soltó:

“Señoras diputadas, señores diputados, muchas protestas son legítimas, pero ésta que vimos aquí tiene cara de Ramo 23”.

Dos minutos después el invitado y su equipo de asesores regresaron a sus lugares; el octogenario morenista que dirigía los trabajos del pleno cambió de parecer y ordenó continuar la sesión: “Prosiga el orador”.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública retomó su discurso para asegurar que todos, mercados internacionales, analistas e inversionistas coinciden, en una cosa “hasta ustedes”, deslizó entre gritos de la oposición:

“En la responsabilidad de las estimaciones, en que este gobierno está diciendo la verdad, y (en) la responsabilidad cuando habla de crecimiento, cuando señala cómo estará la inflación y las tasas de interés; es decir, todos reconocen que se está actuando con prudencia y responsabilidad”.

“Éste es el gobierno más federalista, 102,00 millones de pesos más tendrán los estados y los municipios. Nunca se había visto esto. Cuando ustedes le apostaban a los moches del Ramo 23, se sacrificaba la viabilidad y la planeación de las obras. Escondían la recaudación y traían a los gobernadores humillándose y a los presidentes municipales de rodillas. Ahora no va a ser así”, machacaba el morenista a quienes lo interpelaban de viva voz, a escasos metros.

Y luego ya, de plano, les dijo la verdad: “La mayoría de esta Cámara está con la disposición completa y absoluta de encontrar todas las coincidencias y todas las mejoras, pero no nos vamos a mover un solo centímetro”.

La mayoría legislativa está decidida a echar a andar la aplanadora para aprobar el Paquete Económico 2019 en forma exprés. Se prevé que hoy se apruebe la ley de ingresos en diputados, los senadores la ratificarían el miércoles; el domingo 23 se contempla aprobar el gasto público para el próximo año.