En la transición política que protagoniza México es necesario construir un nuevo pacto fiscal, consideró la titular de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Diana Bernal Ladrón de Guevara.

México es hoy protagonista de una transición política que lo ha llevado al fortalecimiento de su democracia. Este proceso pasa necesariamente por la construcción de un nuevo pacto fiscal entre gobernados y autoridades , expresó.

En la ceremonia de entrega de nombramientos a los consejeros de la Prodecon, señaló que este nuevo pacto fiscal debe construirse bajo nuevas premisas: la transparencia y la rendición de cuentas en el ejercicio del gasto público.

Ante los secretarios de Hacienda, José Antonio Meade, y de Economía, Bruno Ferrari, dijo que el gasto público en gran parte es cubierto merced a las contribuciones de la sociedad mexicana, por lo que se impone el mandato de tutelar los derechos de quienes las aportan.

Según datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), apuntó, en 2011 se recaudaron, con exclusión de la recaudación petrolera, un billón 334,252 millones de pesos, lo que constituyó una cifra histórica.

Si bien es indiscutible y debe reconocerse la modernización y eficiencia de la gestión tributaria del SAT en las últimas administraciones, es imperativo del Estado reconocer asimismo el esfuerzo que realizan todos aquellos miembros de nuestra sociedad, que destinan una parte de sus ingresos o riqueza para contribuir a la prosperidad de nuestra nación , añadió.

Bernal Ladrón de Guevara dijo que el nivel de recaudación de México aún es débil en comparación con otras economías latinoamericanas, por ello una de las tareas más importantes de la Prodecon es la generación de una nueva cultura contributiva.

Consideró que dejar de pagar o evadir impuestos no soluciona nada, pues sólo se fomenta el individualismo, de ahí que la consolidación de la conciencia social pasa necesariamente por la formación de la cultura contributiva.

Refirió que históricamente los sistemas tributarios se han enfocado más en la fiscalización que en motivar el cumplimiento espontáneo, con lo cual lo único que a veces se obtiene es tensar más la relación jurídico-tributaria entre fisco y contribuyente.

Por ello, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, organismo autónomo que inició operaciones en septiembre del año pasado, plantea la necesaria reivindicación de la dignidad política y ciudadana del pagador de impuestos.

Expuso que esta nueva institución es un organismo de protección de los derechos humanos, al conocer de las quejas en contra de actos u omisiones de naturaleza administrativa, en este caso, de las autoridades fiscales federales.

Bernal Ladrón de Guevara dio la bienvenida a los seis consejeros propietarios y seis consejeros suplentes de la Prodecon, designados por el presidente Felipe Calderón, los cuales integrarán el principal órgano de gobierno de esta Procuraduría.

apr