México quedará como el segundo país de América Latina (AL) con mayor poder de voto en el Fondo Monetario Internacional (FMI), después de Brasil, gracias a la reforma que reasignó el peso del voto entre los 188 países miembros. / Funcionarios del FMI detallan a El Economista que la positiva revisión en la cuota y poder de voto del país refleja mejor el peso económico de los diferentes miembros, sobre todo, su mayor participación en el crecimiento global .

Explican que este mayor peso del voto mexicano fortalece también el poder del grupo de naciones que conforman la silla de México, donde se encuentran Venezuela, España y los países de América Central.

De ser la octava silla más importante, se convirtió en la quinta, pues también aumentó el poder del voto de España , informan.

Más peso

Esta revisión a las cuotas aumenta la participación del voto mexicano en el FMI, de 1.52 a 1.87% del total de aportaciones que recibe el organismo de sus miembros.

No obstante al reconocimiento, los votos de Brasil (1.78% de la cuota total de los miembros) y Venezuela (1.12% de la cuota) tenían mayor peso que el de la representación del país que preside Enrique Peña Nieto, esto antes de la afirmativa del Congreso de Estados Unidos.

Cabe mencionar que los legisladores mexicanos aprobaron desde el primero de marzo del 2012, la facultad al representante del país ante el Fondo para dar el voto a la reforma. Pero ésta no entró en funciones porque no se contaba aún con la afirmativa de todos los países miembros del organismo; es decir, de Estados Unidos.