México colocó el jueves un bono soberano a 10 años por 2,400 millones de dólares con un rendimiento de 4.19%, o 165 puntos base sobre los papeles comparables del Tesoro de Estados Unidos, reportó IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

El libro de órdenes alcanzó los 8,500 millones de dólares, según un inversionista.

La emisión es la primera del año de México en el mercado de dólares, del que se había mantenido al margen tras una baja del peso y de los precios de su deuda luego de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

La operación se realizó junto a una oferta de compra y canje de hasta 19,000 millones de dólares de bonos en circulación con vencimientos en el 2019 y el 2020, refirió IFR.

Barclays, Deutsche Bank y JPMorgan encabezaron la operación que tiene calificaciones A3/BBB+/BBB+.

De acuerdo con el Plan Anual de Financiamiento, uno de los principales objetivos de la política de deuda del 2017 es utilizar de manera complementaria el crédito externo cuando las condiciones en los mercados internacionales sean favorables y que permitan diversificar las fuentes de financiamiento.

En dicho plan, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indica que las necesidades brutas de recursos del gobierno federal para el 2017 ascienden a 7.8% del Producto Interno Bruto (PIB). Esta cifra es menor en 2.4 puntos porcentuales del PIB a las necesidades de financiamiento estimadas para el 2016 de 10.2% del PIB.

Durante el 2016, el gobierno federal realizó 11 emisiones de bonos de referencia a diferentes plazos y en diferentes monedas como yenes, euros y dólares. Si bien con las operaciones descritas se concluyó el programa de financiamiento externo del 2016, en la segunda mitad del año se aprovecharon condiciones favorables en los mercados para prefinanciar los vencimientos de deuda externa previstos para el 2017

Colocación en mercado interno

El pasado 8 de marzo, la Secretaría de Hacienda anunció que el gobierno federal colocó un bono en los mercados locales de deuda por un monto total de 15,000 millones de pesos con un plazo al vencimiento de 30 años.

José Antonio Meade, titular de la dependencia, mencionó que dicha colocación no incrementa el nivel de deuda del país y se mantiene estable a pesar del entorno y de que supera los 9 billones de pesos, monto que representa 50.5% del PIB.