La capacidad de inversión en infraestructura con ingresos propios de las entidades del país se deterioró en los últimos dos años, según un análisis de aregional.

El Indicador de Capacidad de Inversión (ICI) 2010-2012, que considera una muestra de 31 gobiernos locales (Tlaxcala no está considerado, por carecer de datos comparativos), registró una calificación reprobatoria de 51.8 puntos, en una escala de cero a 100.

Además de obtener una nota poco satisfactoria, ésta fue inferior al ICI 2009-2011, cuando se obtuvo una puntuación de 55.7 unidades.

Sí hubo un moderado deterioro en los esfuerzos de las entidades federativas por incrementar su gasto de inversión entre un periodo y otro , reconoce aregional.

De las 31 administraciones analizadas, sólo 11 obtuvieron una calificación aprobatoria. La mayor puntuación la obtuvo el Distrito Federal, con 92.7 unidades.

De la ciudad de México destaca su inversión por habitante, que promedió 2,976.8 millones de pesos , comenta.

El resto de los estados son: Coahuila, Tamaulipas, Estado de México, Sonora, Michoacán, Nuevo León, Colima, Querétaro, Quintana Roo y Durango.

Estas entidades son las que mayores esfuerzos realizaron para incrementar su inversión física , destacó en el análisis Indicador de Capacidad de Inversión de las Entidades Federativas 2010-2012 . Este grupo también se caracteriza por tener sectores manufactureros y de servicios desarrollados, así como buena infraestructura básica y de servicios, aunque en muchos casos, la infraestructura es financiada con endeudamiento.

NI DE PANZAZO

De los 20 estados que reprobaron, Chiapas obtuvo la puntuación más baja, apenas con 10 puntos.

El gasto operacional del estado presenta una estructura elevada y una tendencia creciente, la cual ha superado a la de los ingresos. Esto ha limitado la generación de ahorro interno, es decir, del flujo libre para servir la deuda pública y realizar inversión .

San Luis Potosí, Yucatán, Jalisco y Veracruz complementan el top cinco de los estados con las evaluaciones más bajas.

Este grupo muestra un gasto de inversión estatal insuficiente , advirtió la consultoría; además, se caracteriza por tener requerimientos de infraestructura importantes y una necesidad alta de los recursos federales para poder atenderla.

¿QUÉ CONSIDERA?

La consultoría considera la inversión física propia que realiza la entidad y excluye la etiquetada en el Ramo 33 y otros convenios federales, así como los recursos del Fondo para la Infraestructura de los Estados y del Fondo de Estabilidad de los Ingresos de las Entidades Federativas.

fernando.franco@eleconomista.mx