Los inversionistas han aumentado drásticamente sus apuestas a que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos elevará hoy las tasas de interés en 75 puntos base, en lugar de la expectativa anterior de 50 puntos base, lo que representa un giro en las estimaciones que causan una liquidación violenta en los mercados globales.

Las expectativas de un alza de 75 puntos base en la reunión de este mes aumentaron a 96.5% ayer desde apenas 3.9% de hace una semana, según Fedwatch Tool de CME.

En consecuencia, las estimaciones de un incremento de tasas de 50 puntos base se han reducido a menos de 4%, un escenario que hace una semana era considerado casi seguro.

A los inversionistas les preocupa que un aumento de 75 puntos base, que sería el mayor desde 1994, tenga un impacto negativo en la valoración de las acciones, en particular de las empresas tecnológicas, lo que pondría en riesgo la recuperación bursátil posterior a la pandemia por Covid-19.

La ola de ventas del lunes confirmó un llamado mercado bajista para el índice de acciones S&P 500 de Wall Street, que cayó más de 20% desde su último máximo de cierre.

“Es la reunión que todo el mundo tiene en su radar (…) Y el mercado estará pendiente de cada palabra que diga el presidente de la Fed, Jerome Powell”, dijo Chris Weston, de la correduría australiana Pepperstone Group Ltd “El mercado quiere respuestas sobre su compromiso de aplastar la inflación”.

Por su parte, Timothy Graf de State Street mencionó que “cuando vemos un endurecimiento monetario del orden de lo que estamos viendo a nivel mundial, algo se va a romper”.

Algunos bancos de inversión, incluido Goldman Sachs, esperan aumentos de 75 puntos base en junio y julio, y luego un alza de 50 puntos base en septiembre. TD Securities espera la misma proporción de incrementos de tasas en junio y julio.

La reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) comenzó ayer; el encuentro termina hoy a media jornada, tras lo cual el banco central emitirá un comunicado para luego dar paso a la conferencia de prensa del presidente de la Fed, Jerome Powell.

Cabe mencionar que la semana pasada los datos de inflación mostraron que los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron a un nivel no visto desde 1981 (8.6% anual). La Fed privilegia el índice PCE, el cual tuvo un descenso en los datos a 12 meses en abril para colocarse en 6.3%, muy por encima de 2% que considera sano para la economía.

Las tasas de interés  de la Fed permanecieron en un rango entre 0 y 0.25% durante dos años. El primer incremento ocurrió en marzo de 2022 que fue de un cuarto de punto porcentual.

Actualmente las tasas de interés se ubican entre 0.75 y 1.0 por ciento.

Las estimaciones de un incremento de tasas de 50 puntos base se han reducido a menos de 4%, un escenario que hace una semana era considerado casi seguro.