Los mercados financieros del mundo fueron arrastrados ayer por Grecia, luego de que Standard & Poor’s recortó la calificación de su deuda soberana en tres escalones, a BB+ , el primer escalón dentro del grado especulativo o basura.

En Europa, la noticia golpeó con fuerza a las plazas bursátiles, que se vieron afectadas por significativos retrocesos de las acciones bancarias.

El principal índice europeo, el FTSEurofirst 300, se hundió 3.1%, su mayor caída desde finales de noviembre del año pasado.

Mientras que el ATG, de la Bolsa de Atenas, se desplomó 6% y el alemán Dax cayó 2.73 por ciento.

En tanto, el euro tuvo un gran descalabro al sufrir su peor caída porcentual de un año y cerrar en 1.3186 dólares, lo que significó una pérdida de 1.49 por ciento.

La divisa fue presionada aún más por las preocupaciones de que se estanquen las negociaciones para que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional le otorguen ayuda financiera al país mediterráneo, por unos 45,000 millones de euros.

Esto porque Grecia necesita refinanciar un bono por más de 8,000 millones de euros que vence el próximo 19 de mayo.

Por si fuera poco, el recorte en las calificaciones crediticias llevó a nuevos máximos los costos por comprar deuda griega.

jornada

Efecto dominó

El efecto dominó afectó de igual manera a Wall Street, donde los principales indicadores bursátiles cerraron con fuertes caídas.

De esta manera, el promedio industrial Dow Jones y el índice tecnológico Nasdaq perdieron 1.90 y 2.04%, respectivamente, sus caídas más fuertes en tres meses.

Ni los favorables reportes trimestrales de 3M y Ford ni una buena cifra de la confianza del consumidor estadounidense en abril pudieron contrarrestar las pérdidas.

En este contexto, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana cayó 3.23%, su peor retroceso en más de 10 meses.

Y con una mayor aversión por el riesgo, las materias primas como los metales básicos y el petróleo finalizaron a la baja.

Contrario a estos movimientos, el oro cerró en máximos del año, impulsado por compras de seguridad y pese a un avance global del dólar.

[email protected]