Los nuevos pedidos de bienes de capital fabricados en Estados Unidos cayeron inesperadamente en febrero, pero un aumento de los envíos de la demanda por maquinaria y equipamiento eléctrico respaldó las expectativas de una aceleración en la inversión de las empresas en el primer trimestre.

Las manufacturas se están recuperando de una prolongada depresión, impulsadas por el sector energético.

Aumenta la evidencia de que la actividad manufacturera pareciera estar aumentando y de que el gasto de capital en equipamiento empresarial avanzaría por segundo trimestre consecutivo , comentó el economista jefe de RDQ Economics, John Ryding, en Nueva York.

El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo aeronaves un indicador muy vigilado de planes de gastos de las empresas cayó 0.1% el mes pasado tras subir 0.1% en enero. Eso sugiere una desaceleración en el gasto de las empresas en el segundo trimestre.

Sin embargo, los envíos de los llamados bienes de capital subyacentes avanzaron 1.0% tras caer 0.3% en enero. Los envíos de bienes de capital subyacentes son usados para calcular el gasto en equipamiento en la medición del Producto Interno Bruto del Gobierno.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los pedidos de bienes de capital subyacentes subieran 0.6% el mes pasado.

Por su parte, los pedidos de maquinaria subieron 0.1%, mientras que los envíos se incrementaron en 0.9 por ciento. Los pedidos de equipamiento eléctrico, electrodomésticos y componentes escalaron 2.2%, el mayor incremento en siete meses, mientras que los envíos crecieron 1.5 por ciento.

Los mercados financieros de Estados Unidos operaban mixtos mientras los inversionistas esperaban el resultado de una votación sobre un proyecto de ley de salud patrocinado por los republicanos para reemplazar al sistema de salud del expresidente Barack Obama, que rige desde el 2010.

Esa votación es vista como la primera prueba significativa a la capacidad del presidente Donald Trump para lograr la aprobación de su agenda política en el Congreso.

Otro informe publicado por la firma de servicios de información financiera, Markit, mostró que su índice del sector manufacturero de Estados Unidos cayó en marzo a un mínimo nivel en cinco meses.

En tanto, los pedidos generales de bienes duraderos, bienes que van desde tostadoras hasta aviones y que son fabricados para durar tres años o más subieron 1.7 por ciento.