Ampliar la base de contribuyentes, quitar privilegios y tener un solo impuesto que grave los ingresos es en lo que basará la cúpula empresarial, la reforma fiscal que presentará a mediados de junio.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Mario Sánchez, adelantó que será una propuesta firme y sólida, pero a la vez sencilla e incluyente para no tener que hacer cambios cada año.

En entrevista, en el marco de la 20 Convención Nacional de Aseguradores, enfatizó: Necesitamos una reforma que se quede toda la vida, que no se esté modificando cada año y que permita a las empresas crecer .

Dijo que en esta ocasión, el sector privado trabaja para llegar con las autoridades con una propuesta conjunta, para evitar que cada quien hable por su lado, como sucedió el año anterior.

Lo anterior, con el fin de que sean los mismos parámetros para todos. Por eso reiteró que la propuesta general se dará a conocer el 13 y 14 de junio.

El interés del CCE es que se amplíe la base de contribuyentes, tratar de eliminar los esquemas de privilegios y dejar sólo los que den un beneficio a la sociedad.

En cuanto al ISR y el IETU, explicó que ya no es posible tener dos impuestos, ya que a final de cuentas, del IETU se podría hacerse un ISR o viceversa.

Sobre el IVA no abundó pero dijo que ya no se debe discutir mucho porque de manera general, el tema ya está muy analizado, no es nuevo. Ya estamos muy diagnosticados .

El empresario indicó que la idea es ir con la Secretaría de Hacienda para ver cuánto dinero necesitan y ver cómo llegar a esos números, pero con las condiciones para que las empresas sigan creciendo.

Con esos elementos, según el Presidente del CCE, pueden convencer a los legisladores, porque ellos quieren lo mejor para el país.

Tiempo al tiempo

En su oportunidad, el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero comentó que continúa trabajando y avanzando en la reforma fiscal, con el fin de generar consensos.

Por eso, pidió tiempo al tiempo a quienes proponen el adelanto de su presentación, para antes de septiembre.

Despacio que voy de prisa , manifestó en entrevista, luego de haber inau­gurado la convención organizada por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Ahí, reconoció que a nadie le gusta que se incrementen los impuestos, como parte de los tres ajustes fiscales que ha hecho el gobierno, pero también se está recortando el gasto para complementar los recursos adicionales.

Esto se ha reflejado en un déficit presupuestal de menos de 1% y un nivel de deuda con respecto al PIB de un poco más de 30%, lo cual nos coloca en una situación envidiable frente a otras economías.

Lea más: Necesario, elevar cultura fiscal

lflores@eleconomista.com.mx