Japón registró en enero su mayor déficit comercial en casi un lustro y se mantuvo así en números rojos por cuarto mes; mientras las exportaciones a China se desplomaron un 17.4 por ciento.

El ministerio japonés de Hacienda dio a conocer este miércoles que el déficit de enero fue de unos 12,700 millones de dólares.

Las exportaciones cayeron un 8.4% en yenes en todos los mercados respecto al mismo período del año pasado, sobre todo debido a un descenso de la venta de barcos y maquinaria para la fabricación de semiconductores, indicó la cadena NHK.

En tanto, la bajada del precio del petróleo se tradujo en una caída del 0.6% en las importaciones. Las exportaciones a China se redujeron un 17.4 por ciento.

Según el ministerio, el descenso podría deberse a la ralentización económica del gigante asiático y a las vacaciones por el Año Nuevo Lunar; el período de descanso podría haber reducido la demanda.

Por otra parte, el superávit comercial de Japón con Estados Unidos aumentó por primera vez en siete meses y se situó en un 5.1% respecto del mismo período del año pasado. Las exportaciones de vehículos al mercado estadounidense subieron un 13 por ciento.

Las exportaciones a Corea del Sur también cayeron, según la agencia Kyodo.

Con la Unión Europea el déficit de Japón fue de 96.015 millones de yenes (867.8 millones de dólares), un 4.9% menos al registrado en enero de 2018, ya que tanto las exportaciones como las importaciones cayeron.

Las cifras fueron compiladas sobre una base de despacho de aduanas.