El gobierno de Japón aprobó, el viernes, una partida “extraordinaria” de 3,701 millones de dólares en medidas de estímulo económico para aliviar los estragos ocasionados por la pandemia del Covid-19.

El paquete de asistencia, por valor de 385,000 millones de yenes, fue anunciado por el ministro portavoz del gobierno, Katsunobu Kato, después de una reunión.

De esos fondos, 80% se destinará a una campaña oficial para subvencionar viajes turísticos dentro del país, ante la grave crisis que vive el sector.

“Nos esforzaremos en operar adecuadamente la campaña de viajes ‘Go To’ mientras buscamos prevenir la propagación de las infecciones”, afirmó Kato refiriéndose a esa campaña, que subvenciona parte del costo de hoteles o restaurantes.

Ese programa oficial ha recibido muchas críticas porque está derivando en la extensión del Covid-19 desde las zonas más afectadas a otras con menores índices de contagio a causa del desplazamiento de los turistas.

La campaña “Go To” tenía que haber terminado en enero del 2021, pero las autoridades decidieron extenderla por cinco meses más.

La suma restante del paquete de asistencia aprobado será destinado a ayudar a hogares monoparentales de bajos ingresos.

Esta asistencia procede de dos fondos de reserva aprobados previamente por el gobierno japonés para el año fiscal que se cierra en marzo del 2021, por un total de 11.5 billones de yenes (110,584 millones de dólares), para amortiguar el impacto del Covid-19 en la economía nipona.

Más paquetes de ayuda en EU y Europa

El Banco Central Europeo (BCE) anunció, anteriormente, la ampliación por 606 millones de dólares en su Programa de Compras de Activos por Emergencia Pandémica (PEPP, por su sigla en inglés), para un total de 1.85 millones de euros, esto con fines de seguir estimulando la economía europea y mantener los costos de financiamiento de empresas y gobiernos en mínimos récord.

De igual manera, la administración del republicano Donald Trump realizó una nueva propuesta de plan de ayuda para reactivar la economía estadounidense.

“En nombre del presidente (Donald Trump) presenté una propuesta por 916,000 millones de dólares”, anunció el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, en un comunicado.

El objetivo del plan oficial es romper un estancamiento de meses en las discusiones del Congreso estadounidense sobre la asistencia adicional a la economía, devastada por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, la propuesta fue inmediatamente rechazada por los líderes de la oposición demócrata, quienes prefieren una iniciativa conjunta y que ya se encuentran negociando legisladores de ambos partidos.

Este paquete bipartidista buscaría ayudar, principalmente, a desempleados y a pequeñas empresas de ese país.

El paquete ronda los 900,000 millones de dólares, explicó el Departamento del Tesoro en su momento.