La rebaja en la calificación de la deuda italiana que hizo Standard and Poor’s (S&P) generó múltiples reacciones este lunes en Italia ante una economía que se siente cada vez más frágil.

Después de que la agencia calificadora de riesgos bajara el sábado la perspectiva de nota de la deuda italiana, pasándola de estable a negativa , debido a la incertidumbre que ronda sobre el plan de reducción de la deuda, la preocupación aumenta en los países de la llamada eurozona.

Para S&P, la perspectiva negativa significa que la nota soberana del país, actualmente de A+ , tiene una posibilidad sobre tres de ser rebajada en los próximos 24 meses. Las perspectivas actuales de crecimiento son débiles y la voluntad política de realizar reformas que mejoren la productividad es incierta , sostiene la agencia en su informe.

El panorama resulta aún más sombrío después de que el Instituto Nacional de Estadísticas (Istat) divulgara en su informe anual los datos de crecimiento de Italia durante la última década. La información arroja una realidad contundente: la economía menos dinámica de Europa fue la italiana.

Italia registró el crecimiento más bajo de los 27 países de la Unión Europea (UE) entre el 2001 y el 2010. Según el informe, la tasa promedio fue de 0.2% en la década, mientras el promedio anual en la Unión fue de 1.1 por ciento.

En el 2010, la economía italiana creció 1.3% frente una tasa media de 1.8% en la UE. Además, en el primer trimestre del 2011 Italia creció 0.1% con respecto a los tres meses anteriores y 1% en relación con el mismo periodo un año antes, frente a 0.8 y 2.5% de la media en la región.

El Istat destacó que la debilidad de la economía italiana en la última década afectó al sistema productivo en su conjunto y que el impacto de la crisis afectó sobre todo al empleo.

TOMAN MEDIDAS FRENTE A CRISIS

Ante estas condiciones desfavorables, el ministro de Economía de Italia, Giulio Tremonti, explicó: La crisis está pasando, pero las causas sobreviven... Hemos aguantado y estamos convencidos de que vamos a aguantar más .

Añadió: No hemos sólo realizado un trabajo contable, sino garantizado el ahorro, la cohesión social y el financiamiento de empresas y hogares .

Fuentes del gobierno anticiparon que Italia adelantaría el próximo mes un decreto para recortar su déficit presupuestario entre 35,000 millones y 40,000 millones de euros para el 2014.

La medida pretende darle una señal a los mercados, luego de que S&P rebajara su panorama de crédito. El decreto debe ser aprobado por el Parlamento de Italia en un periodo de 60 días y, según el pacto de estabilidad de la UE, Italia podría esperar hasta septiembre para anunciar las medidas.