El Consejo de Ministros italiano aprobó un decreto de ley que prevé ayuda a Grecia por 14,800 millones de euros (15,800 millones de dólares), de los que 5,600 millones (7,100 millones de dólares) formarán parte de un primer paquete.

Un comunicado oficial confirmó el visto bueno al decreto 'para salvaguardar la estabilidad financiera del área del euro, con la ayuda italiana destinada a Grecia'.

'El Consejo de Ministros, expresamente convocado, aprobó un decreto de ley bajo propuesta de (Silvio) Berlusconi y el ministro de Economía y Finanzas, Giulio Tremonti, que representa la participación italiana en el compromiso europeo de erogar préstamos bilaterales a Grecia', señaló

Explicó que el decreto autoriza al gobierno a lanzar un programa trienal de apoyo financiero a Grecia a través de préstamos hasta por un máximo de 14,800 millones de euros, como se decidió a nivel europeo.

'Los recursos necesarios para el respeto del programa serán recabados a través de la emisión de títulos de Estado a mediano y largo plazo', añadió.

Indicó que para cumplir con los tiempos previstos en el programa de apoyo financiero a Grecia, el gobierno recurrirá a 'anticipaciones de Tesorería'.

Según fuentes gubernamentales, para el primer año Italia podrá erogar préstamos a Grecia hasta por 5,000 millones de euros.

'El objetivo del gobierno italiano es el de alcanzar una solución común y compartida, en grado de poner a Europa en las mejores condiciones para enfrentar la crisis', declaró el primer ministro, Silvio Berlusconi.

Según portavoces del gobierno, Berlusconi habló este viernes sobre la crisis griega con los mandatarios de Francia, Nicolás Sarkozy; España, José Luis Rodríguez Zapatero; de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El primer ministro viajó por la tarde a Bruselas para participar en una cumbre de los países de la Unión Europea.

La víspera el titular de Economía aseguró que la ayuda financiera a Grecia no pesará sobre el déficit público, sino sobre la deuda.

RDS