La economía irlandesa volvió al terreno positivo en el primer trimestre de 2011 con un crecimiento del 1.3%, después de la inesperada contracción registrada en el periodo anterior, según datos publicados este jueves por la Oficina Central de Estadísticas (CSO).

La caída del Producto Interior Bruto (PIB) en el cuarto trimestre, inicialmente estimada en -1.6%, fue revisada dos décimas a la baja a -1.4%, precisó este organismo oficial en un comunicado.

El repunte del primer trimestre, que la CSO atribuyó a un aumentó de las exportaciones, permite a Irlanda evitar otra recesión un año después de haber salido de la primera.

Pero la pequeña república, azotada por una dura crisis, no ha superado todas sus dificultades. El Producto Nacional Bruto (PNB), que mide la actividad económica sin contar los beneficios de las numerosas empresas extranjeras instaladas en la isla, cayó un 4.3% en el trimestre, según la CSO.

La república irlandesa está sumida en una profunda crisis bancaria y presupuestaria, que obligó al gobierno a firmar en noviembre pasado un plan de rescate de 85,000 millones de euros (113,000 millones de dólares) con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Irlanda es con Grecia y Portugal uno de los tres países de la Eurozona que tuvieron que ser rescatados desde el inicio de la crisis de la deuda.

RDS