El gobierno federal se fijó como meta para este año detonar una inversión aproximada de 370,000 millones de pesos, derivado de su plan para la vivienda, y que incluirá nuevas disposiciones tributarias.

Entre las medidas se encuentra que el Infonavit eliminará el cobro de titulación de viviendas adquiridas por personas con ingresos menores a 2.6 salarios mínimos; además de que la vivienda vertical en ciudad contará con mayores subsidios de la Conavi y menores tasas de interés de organismos nacionales de vivienda.

Los créditos hipotecarios del Infonavit también apoyarán la adquisición de electrodomésticos de alta eficiencia para que se pague menos por servicios como luz, agua y gas.

Durante la presentación de la Política Nacional de Vivienda 2015, el presidente Enrique Peña Nieto explicó que, derivado de la reforma financiera, ahora se podrá reestructurar una hipoteca para buscar menores tasas de interés, y como parte de ello ya no se pagarán gastos adicionales como los honorarios de un notario.

En el 2015, los nuevos créditos del Infonavit sólo serán en pesos y se apoyará la transición de créditos actuales que estén en salarios mínimos.

Quienes se integren a la formalidad tendrán dos opciones de financiamiento: un crédito hipotecario tradicional, con un subsidio de Conavi de hasta 30,000 pesos y un crédito del Infonavit para construir vivienda en terreno propio.

Derivado de una alianza con la banca comercial y la Sociedad Hipotecaria Federal, los afiliados al Fovissste ya no tendrán que esperar a ganar un sorteo para obtener un crédito, se otorgará a los que califiquen.

Desde junio, los derechohabientes del Fovissste y del Infonavit podrán usar su saldo de la cuenta de vivienda para obtener un crédito hipotecario con la institución financiera que les convenga; y quienes tengan dos empleos y coticen en ambas instituciones podrán mancomunar sus créditos.

Apoyo a militares, jóvenes ?y mujeres

El gobierno, además, presentará un Programa Nacional de Vivienda para las Fuerzas Armadas; la Conavi respaldará a 15,000 jóvenes y 20,000 jefas de familia; otorgará financiamiento para que personas con discapacidad, migrantes y adultos mayores accedan a una casa y se impulsarán 30,000 acciones de vivienda para el sur del país. Finalmente, se promoverá la reducción de tiempos y costos para licencias y permisos de construcción mediante una norma general de ordenación.

El objetivo es la construcción de 500,000 viviendas mediante la ejecución de 1 millón de acciones en favor de 6 millones de habitantes, explicó el presidente.

Acompañado de desarrolladores de vivienda, legisladores y funcionarios, el mandatario informó que el año pasado la industria de la construcción generó más de 135,800 empleos formales; es decir, cinco veces lo generado en el 2013.

En tanto, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín, informó que en el 2014 se logró una inversión de 350,000 millones de pesos en el sector, incluido el financiamiento a la construcción.

Aseguró que con el monto de subsidio aplicado, el gobierno federal alcanza a apoyar a más de 250,000 familias y que el Infonavit registró un total de 556,000 créditos para vivienda en el 2014, con un monto de inversión de 130,000 millones de pesos, incluyendo cofinanciamiento con la banca, lo que representa un aumento de 6% respecto del año anterior.

Para el 2015 previó una cifra de más de 140,000 millones de pesos.