La inseguridad relacionada con el crimen organizado afecta la competitividad de algunas entidades federativas del país, ya que desalienta la Inversión Extranjera Directa (IED), el turismo y -por ende- la generación de empleos, de acuerdo con Aregional.

Según el Índice de Competitividad Sistémica de las Entidades Federativas 2011 -elaborado por la consultoría-, con excepción del DF y Nuevo León, el resto de los estados registró una puntuación inferior a 60 unidades en la evaluación, en una escala de cero a 100.

La ciudad de México y Nuevo León mostraron una calificación de 75.93 y 71.15 puntos, respectivamente.

La directora de Competencia de la firma, Maritza Rosales, reconoció que la violencia lacera la actividad económica de algunas entidades.

Con excepción de Nuevo León -refirió- el arribo de IED en los estados del norte cayó 19% anual entre el 2006 y el 2010. Las entidades en cuestión fueron: Coahuila, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas.

El contexto de violencia frena las inversiones, ese hecho ha provocado que empresarios y familias de los mismos migren a otros países , aceptó la especialista.

Destacó que el turismo es otra de las variables afectadas. Recordó que del 2006 al 2011 se redujo en casi 24 millones el número de viajeros fronterizos sin pernocta.

La derrama económica también se vio afectada. En el 2006 ese tipo de viajeros dejaban 2,158 millones de dólares, cifra que para el 2011 cayó a 1,353 millones.

Agregó que el número de cruceristas en estados como Guerrero, Sinaloa, Colima, Jalisco, Oaxaca y Quintana Roo -entidad con mayor vocación en el rubro- cayó en más de 1 millón del 2006 al 2011.

POLOS OPUESTOS

Con excepción de Nuevo León y el DF, ocho estados registraron una competitividad relativamente alta, a pesar de tener una puntuación baja. Se trata de Baja California Sur, Coahuila, Baja California, Sonora, Chihuahua, Querétaro, Tamaulipas y Quintana Roo.

De acuerdo con el documento de la consultoría, la inserción de nuevos empresarios en sus industrias, la innovación tecnológica y científica, junto con regímenes sanos de recaudación son los principales factores que juegan a su favor.

Los estados ganadores del 2011 (aquellos que subieron más posiciones) fueron: Chihuahua, Quintana Roo, Sinaloa, Campeche y Zacatecas, por mencionar algunos.

En contraste, los perdedores fueron el Estado de México, Aguascalientes, Baja California y Colima, entre otros.

El Estado de México fue la entidad que más escaños perdió en esta edición.

En el 2010 se situó en el lugar 16. Un año después se ubicó en el 21.

La especialista explicó que el resultado obedeció a la desaceleración del consumo estadounidense de los productos de manufactura mexiquense, sin embargo -dijo-, también responde en gran medida a problemas estructurales que no han sido atacados.

La evaluación consiste en la revisión de 215 indicadores repartidos en 43 factores –tales. Entre ellos subsidios, productividad, desarrollo regional, políticas comerciales, empleo y cadenas productivas.

La Inversión Extranjera Directa en Coahuila, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas cayó 19% anual entre el 2006 y el 2010. En cuanto al turismo, se redujo en casi 24 millones el número de viajeros fronterizos sin pernocta en los últimos cinco años, lo cual afectó la derrama económica en el periodo.

DESTACAN TAMBIÉN NL Y BAJA CALIFORNIA

DF, A LA CABEZA EN CAPACIDAD EMPRESARIAL

El Distrito Federal, Nuevo León, Baja California, Baja California Sur y Sinaloa fueron las entidades con la mayor capacidad empresarial entre sus habitantes, de acuerdo con la consultoría aregional.

Según el Índice de Competitividad Sistémica de las Entidades Federativas 2011, las cinco entidades cuentan con mayor formación profesional, capacidad ahorrativa y de inversión, así como con la más alta responsabilidad frente a sus empleados.

También destacan por la proporción de sus habitantes con educación media superior y superior, así como de profesionales, técnicos y administrativos con educación superior.

Sobresalen también en los niveles altos de aseguramiento por accidentes y enfermedades.

Además del DF, el único estado que no es del norte y que su población fue calificada con altos niveles de competitividad empresarial, es Jalisco, el cual -en la posición nueve de la evaluación- cuenta con personal de altos conocimientos especializados.

Con grado medio de competitividad sobresalen: Chihuahua, Querétaro, Aguascalientes, Colima, Tabasco y Campeche.

Dichos estados destacan en mayor o menor medida en el factor de emprendedores, en la disponibilidad de mano de obra calificada y en la responsabilidad y función social de los empresarios, particularmente en lo que se refiere a la certificación ambiental.

LOS DE ABAJO

La otra cara de la moneda sucede en Hidalgo, Tlaxcala, Chiapas, Guerrero y Oaxaca, los cuales cuentan con bajos niveles de mano de obra tecnificada, responsabilidad empresarial y aseguramiento de los trabajadores.

EN NÚMEROS

1 millón de cruceristas menos recibieron los estados en los últimos cinco años.

5 lugares descendió el Estado de México en el índice de Competitividad Sistémica en el 2011.

32.2 por ciento cayó la Inversión Extranjera Directa en Sinaloa del 2006 al 2010.

23.11 puntos registró Oaxaca en el análisis de aregional, con lo cual ocupó el último puesto.

[email protected]