En los últimos dos años, el Infonavit condonó mensualidades a 9,580 acreditados analfabetas que se afiliaron al programa Nunca es tarde para estudiar, que impulsa el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

Esta actividad representó una derrama económica de 5 millones de pesos, informó el director general del Infonavit, Víctor Manuel Borrás Setién.

El programa consiste en dar incentivos a las personas que no terminaron sus estudios básicos. Al culminarlos, el Infonavit descontará dos mensualidades del crédito de los trabajadores.

El esquema es extensivo a los familiares directos del acreditado, es decir, aplica para los padres, hijos o hermanos de éste.

Borrás expresó que este año se proyecta ejercer el mismo monto que en el 2011 (5 millones de pesos) para impulsar que los acreditados que no tengan estudios básicosterminen la primaria y secundaria en el INEA y con ello recibir descuento de dos mensualidades de la deuda de la vivienda adquirida.

En lo que va del 2012, 3,000 trabajadores se han inscrito en el Infonavit y el INEA para acceder al programa de estudios y de condonación de pagos.

La meta que tienen para este año es apoyar a 4,000 trabajadores, con el descuento de mensualidades que van desde 1,200 a 2,000 pesos, expresó Víctor Manuel Borrás.

El objetivo del programa es que a través de una mejor preparación educativa, los trabajadores accedan a mejores oportunidades de empleo, destacó el representante del Infonavit.

Por otra parte, Juan Carlos de Dios Muñoz, director general del INEA, expresó que buscan aumentar el índice de alfabetización.

Actualmente existen 5 millones de analfabetas en el país; sin embargo, en seis años este problema se acabará, aseguró el funcionario.

El sexenio que entra va terminar este problema de analfabetismo, pero el problema más grande del rezago educativo está en la población sin secundaria, creo que es ahí donde debemos de enfocar nuestras baterías , expresó Juan Carlos de Dios.