La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en mayo en 1.2%, medio punto porcentual por debajo de la subida de precios registrada el mes anterior y el menor incremento desde abril del 2018, según la estimación preliminar del dato publicada por Eurostat, que refleja el impacto del menor encarecimiento del crudo y de los servicios.

La tasa de desempleo de la eurozona descendió una décima en abril con respecto a marzo y se situó en 7.6%, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) permaneció estable en 6.4% durante el cuarto mes del 2019, según informa hoy la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

La cifra en los diecinueve países que comparten la moneda única es la menor desde agosto del 2008, en tanto que la de los Veintiocho es la más baja desde el inicio de la serie mensual de Eurostat en enero del año 2000.

En cuanto a la inflación, la energía registró en mayo una subida interanual de 3.8% frente a 5.3% de abril, mientras que los alimentos, el alcohol y el tabaco se encarecieron 1.6%, una décima más que en abril. Por su parte, los servicios se encarecieron 1.1%, frente al alza de 1.9% en abril.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) de España situó su tasa interanual en 0.9% en el mes de mayo, lo que implica un diferencial favorable a España respecto de la zona euro de tres décimas.