La inflación a consumidores se  desaceleró en abril a su menor nivel desde diciembre del 2015, esto en medio de la pandemia del Covid-19 -que generó el cierre temporal de algunos negocios- así como la disminución del precio internacional del petróleo.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una disminución de 1.01% en su comparación mensual, la mayor de la que se tiene registro.

En su  medición anual, la tasa de inflación se ubicó en 2.15% desde el registro del mes previo de 3.25 por ciento. De esta manera, los precios al consumidor registraron su menor nivel desde diciembre del 2015, cuando se ubicaron en 2.13%, un mínimo histórico.

La inflación se mantuvo dentro de la tasa objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/-1 punto porcentual, el resultado quedó por debajo del pronóstico de 14 especialistas consultados por Reuters, que esperaban una variación de 2.20 por ciento.

Analistas refirieron que una inflación baja, en medio de la pandemia que se vive, es una buena noticia incluso cuando la inflación pudiera ubicarse por debajo del objetivo de Banxico, ya que difícilmente se podría hablar de una deflación.

“No hay riesgo de deflación. Para que exista la deflación, se necesita que durante 10 meses consecutivos los precios empiecen a desacelerarse y pisar terreno negativo”, indicó Raymundo Tenorio, catedrático del Tec de Monterrey.

En este sentido, añadió que el dato de abril es un alivio para los bolsillos de los consumidores, ya que el poder adquisitivo de éstos no se vio tan deteriorado.

Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+), recordó que ante las medidas que tomó el gobierno para contener la propagación del virus, el levantamiento de precios por parte del Inegi fue limitado.

Los analistas refirieron que el menor nivel de inflación da margen para que el banco central realice otro recorte en latasa de interés en su reunión de mayo; no obstante, refirieron que es probable que la institución actúe con cautela.

Actualmente, la tasa de interés de Banxico se encuentra en 6.00 por ciento.

Gasolina continúa a la baja

La desaceleración de la inflación se dio, nuevamente, gracias a una menor presión por parte de los precios de los energéticos, lo que se explicó por la caída de los precios internacionales del petróleo.

El índice de precios no subyacente, que está relacionado con el petróleo, mostró una disminución de 1.96% anual en abril.

A detalle, el precio de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno cayó 9.35% anual, ello ante un incremento de 4.81% en las tarifas y una disminución de precios de 15.20%de los energéticos.

La gasolina magna fue el energético cuyo precio registró la mayor caída, de 23.81% mientras que la premium vio una disminución de 22.32 por ciento.

En tanto, el precio del gas doméstico natural disminuyó 8.79%, mientras que el del LP 5.99% y la electricidad aumentó en 2.01 por ciento.

En lo que se refiere a los productos agropecuarios, éstos aumentaron su precio en 8.52% debido al incremento de 9.35% de las frutas y verduras, y de 7.83% de productos pecuarios.

En el caso de la inflación no subyacente -la cual elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles-, ésta se ubicó en 3.50% anual.

A su interio, las mercancías mostraron un aumento de 4.11% mientras que los servicios de 2.84 por ciento.

[email protected]