La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo el domingo que espera que la inflación vuelva niveles de alrededor de 2% en el segundo semestre del próximo año.

“Espero que eso suceda el próximo año. Las tasas mensuales de inflación ya han caído sustancialmente desde las tasas muy altas que vimos (en meses anteriores)”, dijo en una entrevista otorgada a la cadena de noticias CNN.

“Sobre una base de 12 meses, la tasa de inflación se mantendrá alta entrado al próximo año debido a lo que ya ha venido pasando. Pero espero una mejora de mediados a fines del próximo año, la segunda mitad del próximo año”, agregó.

La funcionaria negó que el país esté perdiendo el control sobre el alza de precios.

“No creo que estemos a punto de perder el control de la inflación. Coincido en que estamos atravesando por un periodo de inflación que es más alto que el que los estadounidenses han visto en mucho tiempo, y es algo que obviamente nos preocupa, pero no hemos perdido el control”, aseguró.

En los últimos 12 meses, con cierre a septiembre, el índice de precios al consumidor registró un alza de 5.4%, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales. Muy por arriba del objetivo de largo plazo de la Reserva Federal (Fed) de 2 por ciento.

El índice para todos los artículos (excepto alimentos y energía) aumentó 4% en el último año, mientras el de energía subió 24.8% en el mismo periodo, lo que ha puesto en aprietos los bolsillos estadounidenses.

Yellen señaló que los problemas en las cadenas de suministro han afectado a Estados Unidos y a otros países a medida que la reapertura de la economía, tras la pandemia, estimula un aumento de la demanda.

“A medida que avancemos en la lucha contra la pandemia espero que estos cuellos de botella disminuyan. Los estadounidenses volverán a la fuerza laboral en la medida en que las condiciones mejoren”, dijo.

Estados Unidos creó 194,000 nuevos puestos de trabajo en septiembre, una cifra considerablemente baja comparada con los 366,000 puestos creados en de agosto. Sin embargo, la tasa de desempleo se redujo a 4.8%, de acuerdo con cifras reportadas el pasado 8 de octubre por el departamento del Trabajo.

Los datos de inflación y empleo son los que la Fed observa más de cerca para iniciar el retiro de estímulos implementados a raíz de la pandemia de Covid-19 para apuntalar la economía.

Analistas prevén que, en su próxima reunión del 2 y 3 de noviembre, la Fed anuncie el inicio del retiro paulatino de su programa de estímulos que, hasta el momento, ha consistido en la compra mensual de 120,000 millones de dólares en bonos del Tesoro y bonos respaldados por hipotecas.

Techo de deuda

La secretaria del Tesoro también reiteró la necesidad de que el Congreso eleve el techo de la deuda para el largo plazo. Se prevé que Estados Unidos alcance su límite de endeudamiento alrededor del 3 de diciembre, a menos que los legisladores lleguen a un acuerdo de largo plazo.

El pasado 7 de octubre, el Congreso aprobó una medida temporal que consistió en la extensión del techo de deuda del país por 480,000 millones de dólares, que es lo que se calcula que el gobierno necesita para seguir cumpliendo con sus obligaciones y deudas hasta esa fecha. Sin embargo, es necesario un acuerdo de largo plazo para evitar que el país caiga en default.