Para el área de estudios económicos de Banamex, si los precios del petróleo mexicano siguen bajos en el 2015 y el 2016, sería inevitable un recorte al gasto público en este último año.

De acuerdo con un escenario de 38 dólares por barril en el 2015 y de 53 dólares por barril en el 2016, la institución refiere que en el presente año las cuentas fiscales se mantendrían balanceadas por el tema de las coberturas, pero el próximo, una caída en los ingresos implicaría un recorte al gasto.

La caída en los ingresos fiscales sería substancial, agotando prácticamente los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros en el 2015. Aún más, bajo este escenario, la incertidumbre sobre la reforma energética aumentaría. Así, consideramos que las cuentas fiscales se mantendrían balanceadas en el 2015, pero en el 2016 una caída en los ingresos de 7,500 millones de dólares implicaría un recorte en el gasto de 0.6% del PIB , indicó Banamex.

Sin embargo, la institución financiera maneja también un escenario central (menos adverso) en el que los petroprecios sean de 53 dólares promedio por barril para el 2015 y de 60 dólares por barril para el 2016. Estos valores (empero) son inferiores al precio considerado en el presupuesto 2015 de 79 dólares por barril, y también inferior al precio de ejercicio de las coberturas adquiridas por el gobierno mexicano de 76.4 por ciento .

Para este escenario, Banamex puntualiza que en el 2015 los efectos fiscales serán limitados gracias a la estrategia de coberturas, además de otras dos medidas que ayudarán a mitigar el impacto negativo sobre las cuentas fiscales: mayores ingresos por la gasolina, que se compra más barata en el exterior y que aquí se vende más cara; y una mejor situación económica en Estados Unidos, principal socio comercial de México.

Sin embargo, en la parte negativa anticipamos que la demanda interna se vea afectada por un menor impulso en la inversión, derivado directa e indirectamente de una reforma energética debilitada y de una menor confianza empresarial, esto debido a que tanto la Ronda Uno como la Ronda Cero se desarrollan en un ambiente global poco amigable , enfatiza.

Así, Banamex estima que los ingresos que dejarán de recaudarse en el 2015 acumularán 1,700 millones de dólares o 0.13% del PIB.