El Sistema de Indicadores Cíclicos, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) mostró, en su lectura más reciente, un menor dinamismo de la economía mexicana, lo que es congruente con los resultados del PIB del tercer trimestre que el instituto reveló en días pasados.

El Indicador Coincidente, que refleja el estado general de la economía, continuó ubicándose por debajo de su tendencia de largo plazo con 99.5 puntos en septiembre; no obstante, mostró un crecimiento de 0.03 puntos respecto al mes previo.

De esta forma, hiló 16 meses con una tendencia positiva, es decir de crecimiento.

Sólo dos componentes de este indicador mostraron incrementos. El más significativo fue en los Asegurados Trabajadores Permanentes en el IMSS, que mostró un avance de 0.32 puntos, mientras que las Importaciones Totales aumentaron 0.05 puntos.

En contraste, el Indicador Global de la Actividad Económica fue el componente que más cayó en el noveno mes del año en este indicador, con 0.26 puntos. Con ello registró cinco meses consecutivos de retrocesos.

En el caso del Indicador Adelantado, en octubre sumó tres meses consecutivos de retrocesos.

En el mes, retrocedió 0.08 puntos para ubicarse en 101.5 puntos; sin embargo, aún se coloca por arriba de su tendencia de largo plazo. 

“El ajuste en la estimación del Indicador Adelantado para octubre del 2021 tuvo como resultado una moderación en la señal positiva para el crecimiento de la economía mexicana”, dijo en sus redes Julio Santaella, presidente del Inegi.

Al interior de este indicador, sólo la Tendencia del Empleo en las Manufacturas mostró un retroceso, de 0.16 puntos, mientras que el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores no mostró variación alguna y la Tasa de Interés Interbancaria aumentó 0.22 puntos.

ana.martinez@eleconomista.mx