La crisis de deuda europea puede afectar la confianza de los inversionistas a corto plazo y representar desafíos para la reestructuración económica de China, pero el impacto a largo plazo en la segunda economía del planeta será limitado, aseguró Jing Ulrich, directora gerente de JP Morgan y presidenta de Global Market.

Ulrich reconoció que la crisis de deuda de la eurozona continúa y es posible que países atascados en el conflicto de la deuda, incluido Grecia, abandonen el club de la moneda única, y no descartó que el mercado chino se vea afectado si la eurozona se desmorona , informó la Directora Gerente.

Ulrich declaró que la reestructuración económica de China contribuirá a mitigar los riesgos provocados por la crisis de deuda europea e indicó: Incluso si la eurozona no se recupera en los próximos años, China no se verá afectada como antes .

Agregó que 40% del crecimiento económico mundial en el 2012, según las previsiones, provendrá de China, por lo que el esfuerzo chino para impulsar el crecimiento estimulando el consumo doméstico ha contribuido enormemente a reactivar la desacelerada economía mundial.

En una conferencia de prensa antes del octavo foro de inversión de China, Jing Ulrich declaró que la reestructuración económica del país contribuirá a mitigar los riesgos provocados por la crisis de deuda.

Incluso si la eurozona no se recupera en los próximos años, China no se verá afectada como antes , aseguró .

[email protected]