Para ayudar a mejorar la situación financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex), ante las reducciones de los precios del crudo que se viven a nivel global, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) evalúa adelantar la reducción del Derecho a la Utilidad Compartida (DUC) que paga la petrolera al gobierno.

“Lo que decimos en este punto es que podemos adelantar la reducción del DUC para apoyar a Pemex (…) Vamos a adelantar lo que estaba para el siguiente año para pasar de 58% a 54%, así que probablemente vamos a reducir para este año a 54%”, dijo Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, en una conferencia con analistas financieros para explicar los Precriterios Generales de Política Económica 2021.

De acuerdo con el dictamen de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, en el artículo 39 permitirá reducir la carga fiscal del impuesto sobre Derecho a la Utilidad Compartida (DUC), el cual pasará de 65% que se tiene en 2019 a 58% en 2020 y a 54% en 2021.

Lo que buscaría la SHCP, a cargo de Arturo Herrera sería adelantar la reducción de carga fiscal que se tenía para 2021 de 54% y no el 58% que se estimaba para este año.

En los Precriterios, la SHCP deja en claro que, el gobierno de mexicano seguirá apoyando a Pemex “por la importancia que representa como activo estratégico del país y evalúa medidas de apoyo adicionales a las ya implementadas para este año”.

No obstante, añade que, Pemex buscará realizar economías, así como fuentes alternativas de ingresos para enfrentar los efectos sobre sus finanzas de la reducción en el precio del petróleo.

En el Plan de Negocios de Pemex se menciona que para 2020, la aportación del gobierno a Pemex será de 66,000 millones de pesos, monto que será de 38,000 millones de pesos en 2021 y de 37,000 millones de pesos en 2022.

En el acumulado de los tres años siguientes, a partir del 2019, la aportación gubernamental será de 12% del presupuesto acumulado de la empresa y se sumará la reducción de la carga fiscal por concepto de derecho a la utilidad compartida (DUC), que en conjunto durante los próximos dos años implicará cobrarle 128,000 millones de pesos menos a la empresa.

Otro aspecto que planteó Yorio para ayudar a Pemex es incrementar algunas deducciones “como hicimos el año pasado, y que quizá lo haremos en este año. Aún estamos analizando, pero estamos hablando con Pemex para apoyar a la empresa este año durante la contingencia”.

FEIP no desaparece con la extinción de fideicomisos

Alejandro Gaytan, jefe de la unidad de planeación económica de Hacienda y que también participó en la conferencia con analistas, comentó que el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), no desaparecerá con el decreto que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la extinción de los fideicomisos.

“El FEIP no desaparece porque está en la ley, sólo lo incluye (los recursos que dispondrá el gobierno ante la contingencia del coronavirus)”, expuso.

Por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que entre los recursos que administraban los fideicomisos y los fondos (como el FEIP), se tendrían alrededor de 250,000 millones de pesos.

De acuerdo con Hacienda, al cierre del 2019, el FEIP contaba con 158,400 millones de pesos. Para este año también se utilizarán recursos de este fondo para compensar la caída de los ingresos presupuestarios. Se estima que el FEIP tenga un remanente de alrededor de 33,000 millones de pesos, con los cuales se podrían adquirir las coberturas petroleras del 2021.