La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) debe aclarar en dónde se realizarán los recortes al gasto por 121,200 millones de pesos que se presentaron en los Precriterios Generales de Política Económica 2020, indicaron representantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados y de la Comisión de Hacienda del Senado de la República, así como analistas de la calificadora Fitch.

Fernando Galindo, secretario de la Comisión de Presupuesto en San Lázaro, comentó que el pasado martes se llevó a cabo una reunión de la Mesa Directiva de la cámara Baja para solicitar un acercamiento con los funcionarios de la SHCP para que expliquen en dónde se llevarán a cabo los ajustes.

“Siempre estaremos a favor de la austeridad y reducir gastos que no sean necesarios, pero no estaremos de acuerdo con que se ajusten programas que tienen un beneficio directo para la gente o que tienen un efecto multiplicador para la economía, como es el caso de la Secretaría de Agricultura”, expresó en entrevista.

El diputado, que fue subsecretario de Egresos en Hacienda durante la administración de Enrique Peña Nieto, refirió que en el Paquete Económico del 2019 se vieron afectados programas como las estancias infantiles y los comedores comunitarios.

“Nos preocupa que este ajuste adicional de 121,200 millones de pesos vaya a tener afectaciones aún mayores y si a eso lo ligamos con la evolución del gasto público en los últimos dos meses, vemos un subejercicio significativo en las dependencias del gobierno”, dijo el priista.

Consideró que ya no es factible que se sigan haciendo ajustes a los ramos autónomos; en todo caso, deberían ser en los ramos administrativos, aunque también ya se han ajustado de manera significativa.

En el primer bimestre del año, los ramos autónomos, que registran el Poder Legislativo, Judicial y reguladores como la Comisión Federal de Competencia Económica, tuvieron una reducción en su gasto de 10.4%; mientras que los administrativos presentaron una reducción de 28.4%, respecto de los primeros dos meses del 2018.

El diputado pidió una explicación más clara sobre la fuente de financiamiento que se utilizará para los apoyos que se quiere dar a Petróleos Mexicanos, pues sólo se ha dicho que será a través del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP).

Refirió que la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece de manera clara cuándo y para qué se puede utilizar los fondos de estabilización, “mi impresión es que, para que Pemex pueda recibir un apoyo del FEIP, primero se tendría que plantear una reforma legal para poder utilizar esos recursos”.

Se advirtió desde antes sobre menores ingresos

Minerva Hernández, secretaria de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República, comentó que desde que se presentó la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) del 2019, se advirtió que los recursos no iban a ser suficientes y que su meta no era posible de alcanzar.

“Se aprobaron 23,700 millones de pesos adicionales a lo que se propuso en un inicio en la LIF, con la justificación de la eliminación de la compensación universal; sin embargo, hoy vemos reducciones de más de 121,000 millones de pesos. Es una pena que, habiendo mucha información, sostengan cifras que son difíciles de cumplir”, explicó.

Criticó que el actual gobierno sólo quiera justificar dichos recortes bajo el escudo del entorno externo, cuando factores internos como la cancelación del aeropuerto en Texcoco, el desabasto de combustible y la posible cancelación de las Zonas Económicas Especiales han tenido un impacto más directo sobre las finanzas.

La senadora Hernández afirmó que el margen de maniobra es realmente reducido, y que los programas de dádivas o de asistencialismo sí deben ser considerados para ajustes.

Disciplina fiscal

Por su parte, la calificadora Fitch emitió un comentario especial en donde el director senior de soberanos, Charles Seville, reconoció que el recorte de expectativas de crecimiento para este y el año entrante que aplicó la Secretaría de Hacienda en los Precriterios y el ajuste consecuente en previsiones de ingresos fiscales y del petróleo confirman el compromiso del gobierno para mantener la postura fiscal disciplinada.

No obstante, coincidió con los legisladores en que el compromiso de lograr el objetivo de mantener el superávit primario en 1% del PIB “se mantendrá a prueba” durante la ejecución del recorte al gasto.

Preocupa recursos a programas sin ser evaluados

Fernando Galindo criticó que los dos principales programas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador tengan incrementos presupuestarios, sin tener una evaluación que respalde que sean eficientes.

“Primero tenemos que ver cómo se está gastando en estos programas este año, si están logrando los objetivos planteados y si ejercen de manera adecuada los recursos. Es muy importante, antes de proponer aumentos de recursos en los programas, ver cómo evolucionan”, precisó.

De acuerdo con información de los Precriterios, los recursos que se destinarán al programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores subirán 13.5%, al pasar de 100,000 millones de pesos en el 2019 a 113,569 millones de pesos para el 2020.

En tanto, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro tendrá un incremento de 3.2%, pasando de 40,000 millones de pesos en el 2019 a 41,298 millones de pesos.