El rubro de grandes contribuyentes representó más de la mitad de la recaudación total de impuestos que obtuvo el gobierno en el primer trimestre del año, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el informe trimestral, la dependencia señaló que de los poco más de 1.02 billones de pesos que obtuvo por el pago de impuestos, 567,758 millones de pesos fueron de los grandes contribuyentes —sin contar Pemex—, es decir, 56% del total.

Esto es una menor proporción a la que representaron al cierre del año pasado, La recaudación tributaria fue de poco más de 3.3 billones de pesos, de los cuales 61% fueron pagados por los grandes contribuyentes, es decir, 2.04 billones de pesos.

Los datos mostraron que este año en el rubro de grandes contribuyentes la mayor recaudación se obtuvo del sector terciario, es decir, aquel que engloba los servicios y que, durante la pandemia, se vio fuertemente afectado por las medidas de confinamiento.

De enero a marzo, el sector servicios dejó una recaudación de 369,638 millones de pesos. Dentro de este rubro los servicios financieros y de seguros fueron los que más le dejaron al erario, con 100,602 millones de pesos, seguidos por el comercio al por menor, con 76,072 millones y al por mayor con 56,837 millones.

El el caso del sector secundario, es decir, el industrial, éste dejó una recaudación por 168,015 millones de pesos, con las industrias manufactureras contribuyendo con 116,655 millones de pesos.

Hacienda también informó que se obtuvieron 27,659 millones de pesos a través del sector público, mientras que ingresaron 2,819 millones de pesos por otros sectores que no se especificaron.

En esta administración, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), que hoy encabeza Raquel Buenrostro, ha hecho énfasis en el cobro de impuestos al rubro de grandes contribuyentes, así como una mayor fiscalización a estos causantes, en su mayoría empresas, que muchas veces no fueron revisados en el pasado.

Superan meta de fiscalización

Respecto a sólo la recaudación que obtuvo el SAT por fiscalizar a los grandes contribuyentes —conocida como recaudación secundaria—, el informe señaló que se superó la meta que se tenía para el primer trimestre del año.

De acuerdo con el documento, el SAT esperaba recaudar 53,425 millones de pesos a través de la revisión a estos causantes; sin embargo, obtuvo 165,575 millones de pesos.

Destacó un avance de 69.3% en el periodo, en cuanto a la eficacia de la fiscalización a grandes contribuyentes, a través de revisiones profundas a cobros mayores a 100,000 pesos.

Durante el 2020, se dieron a conocer casos de algunas empresas que, luego de revisiones a ejercicios fiscales pasados, tenían adeudos con el SAT, y llegaron a arreglos para pagar dichos créditos fiscales. Entre estas empresas estaban Walmart,  IBM, América Móvil, BBVA, Femsa, entre otros.

ana.martinez@eleconomista.mx