Los gobiernos estatales deben incrementar sus ingresos propios con base en un mayor y mejor aprovechamiento de sus potestades tributarias y confiar menos en el crecimiento de las transferencias federales, exhortó el Instituto para el Desarrollo Técnico de las Haciendas Públicas (Indetec).

De acuerdo con el estudio Previsiones en materia de impuestos estatales 2014 , las administraciones locales están expuestas a la volatilidad de los ingresos federales, así como a más restricciones y menor capacidad de endeudamiento.

Y es que, en promedio, las transferencias federales, sujetas a vaivenes internacionales en algunos casos, representan aproximadamente 90% de los recursos que conforman los presupuestos estatales.

Según Xóchitl Livier de la O Hernández y Javier Martínez Cisneros, académicos de la Universidad de Guadalajara y autores del texto, los ingresos propios de los estados descansan principalmente en el cobro del Impuesto Sobre la Nómina (ISN) y la Tenencia.

Mientras el primero representa, en promedio, 66.4% de los ingresos estatales por impuestos, el segundo tiene un peso de 18.9 por ciento.

El resto se reparte entre los impuestos al hospedaje (2.4%) y los de loterías, rifas, sorteos y concursos (1.7%), entre otros gravámenes locales (10.6 por ciento).

Así, el Instituto exhorta a las administraciones estatales a fortalecer estas dos principales fuentes de ingresos propios.

Según los autores, la importancia de disminuir la dependencia en las transferencias federales, vía fortalecimiento estructural de los ingresos propios, ya es tomada en cuenta por algunas entidades federativas, dentro de sus previsiones presupuestarias para el ejercicio fiscal del 2014, al incorporar modificaciones en su estructura impositiva que les representen mayores ingresos reales vía recaudación de impuestos.

Ajustes en ISN y Tenencia

En cuanto al ISN, recomienda ampliar la recaudación del impuesto mediante la modificación a las leyes hacendarias locales, donde se adicionen como sujetos a la Federación y a sus organismos descentralizados, fideicomisos, dependencias, entidades paraestatales y organismos públicos autónomos, así como eliminar la exención.

Destaca que incrementar un punto porcentual a la tasa del ISN generaría un incremento promedio nominal de 45% en la recaudación del gravamen.

Para el caso del Impuesto sobre la Tenencia Vehicular, continúa siendo una alternativa muy rentable para las haciendas: la recaudación per cápita promedio del impuesto fue de 124 pesos en las entidades que lo cobraron en el 2013; sin embargo, ésta podría ser de 189 si se cobrara en la totalidad de las entidades y sin subsidios .

[email protected]