En el primer bimestre del año, el gobierno federal aumentó su gasto en 11.9% en términos reales y respecto del mismo periodo del 2017 con un total de 933,143 millones de pesos.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se observó un incremento en el gasto corriente de 7.3%; mientras que el gasto en inversión apenas tuvo un aumento de 2.1 por ciento.

En general, el gasto programable fue por 638,656 millones de pesos, lo que representó un aumento de 7.3%, respecto del primer bimestre del 2017.

De estos recursos se derivan los gastos que realizan las dependencias públicas y que se clasifican como ramos administrativos, cuyo gasto sumó 160,596 millones, una reducción apenas 2.3%, respecto del año anterior.

Destaca el incremento de 82.6% que tuvo la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), al pasar de 3,957 millones de pesos a 7,619 millones de pesos.  En la misma situación se ubicó la Comisión Reguladora de Energía, pues elevó su gasto 41%, con lo que erogó 67.5 millones de pesos; mientras que la Secretaría de la Función Pública tuvo un aumento de 37.8% en su gasto al sumar 180.3 millones de pesos.

La Secretaría de Desarrollo Social tuvo un incremento de 20.1%, gastó 28,023 millones de pesos.

La dependencia que más redujo su gasto fue la Secretaría de Turismo  en 29.3%, en términos reales y respecto del 2017, y ejerció 336 millones de pesos. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes  tuvo un gasto de 8,637 millones de pesos, una reducción de 18.7 por ciento.

En la Secretaría de Educación Pública el gasto fue por 46,298 millones de pesos, una reducción de 9.4%; mientras que en Salud el gasto fue por 18,404 millones de pesos, lo que significó una reducción de 20.1%, respecto del primer bimestre del 2017.

Con respecto a los ramos autónomos se observó una reducción de 4.1%, con lo que ejerció 12,741 millones de pesos.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales  fue el que más elevó su gasto en 69.8% con un total de 178.5 millones de pesos.

En tanto el Instituto Nacional Electoral lo elevó 44%, que significó un gasto total de 2,805 millones de pesos, por tratarse de un año electoral.

El Poder Judicial registró la mayor reducción de gasto con 19.1%, con lo que ejerció 6,079 millones de pesos. Otro de los ramos que más elevaron su gasto fue precisamente el 23 de Provisiones Salariales y Económicas, pues fue por 30,161 millones de pesos, l 37.8% más de lo que se gastó en el primer bimestre del 2017.