El primer ministro francés, Franóois Fillon, anunció este lunes que la previsión de crecimiento económico en 2012 en Francia fue revisada a 0.5% del PIB, frente al 1% inicialmente previsto, lo que tendrá un impacto en el presupuesto de unos 5,000 millones de euros.

Esta revisión "permite tomar en cuenta el deterioro de la situación económica", explicó Fillon en una conferencia de prensa.

El primer ministro precisó que "esta revisión del crecimiento tendrá un impacto de unos 5,000 millones de euros en nuestras cuentas", por lo que el 8 de febrero se presentará en el consejo de ministros un presupuesto rectificativo.

Ese presupuesto rectificativo incluirá además medidas anunciadas por el presidente Nicolas Sarkozy el domingo, a saber, el aumento del IVA y la creación de una tasa sobre las transacciones financieras.

Fillon destacó que, después de los dos planes de rigor adoptados el pasado año, "el presupuesto tan prudente que construimos permite absorber (esos 5,000 millones de euros) sin pedir esfuerzos suplementarios a los franceses".

"Esta reducción de los ingresos se ve compensada por los buenos resultados del déficit en 2011", apuntó Fillon.

El primer ministro añadió que la cantidad perdida se verá también compensada por otras medidas: una anulación de créditos por valor de 1,200 millones de euros, la aplicación de la tasa sobre las transacciones financieras anunciada por Sarkozy a partir de agosto (que aportará 500 millones), y una mayor recaudación del impuesto sobre la fortuna y la renta gracias a la lucha contra la evasión fiscal.

Queriendo dar una nota de optimismo, Fillon consideró que "el crecimiento debería reactivarse en la zona euro y en particular en Francia antes del final del primer semestre", gracias a las "decisiones adoptadas desde diciembre por los Estados y el Banco Central Europeo".

RDS