Un acuerdo de reestructuración de 8,200 millones de dólares de la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico se vino abajo.

El viernes a mediaanoche venció el plazo para que los legisladores del territorio estadounidense aprobaran las condiciones clave para un canje de bonos. Entre ellas había que agregar un cargo directamente en las facturas de los clientes para el pago de la deuda.

NOTICIA: Congreso de EU, el único que puede salvar a Puerto Rico

Los tenedores de bonos ofrecieron prorrogar el plazo, pero la Autoridad dijo que los legisladores quieren nuevas condiciones que resultan inaceptables.

El acuerdo alcanzado con el 70% de los tenedores de bonos de la Autoridad habría reducido la deuda en 600 millones de dólares y habría relajado los términos en más de 700 millones en pagos de la deuda a cambio de bonos nuevos más seguros.

NOTICIA: Compañía de luz de Puerto Rico logra reestructura de deuda

Los funcionarios y un grupo de tenedores de bonos dijeron que siguen dispuestos a continuar las negociaciones.

Los funcionarios advirtieron que la empresa eléctrica se quedará sin dinero en efectivo para el tercer trimestre si no hay una reestructuración de la deuda, lo que posiblemente obligue a la aplicación de cortes de energía.

ABR