El Fondo de Vivienda del Issste (Fovissste) presentará un esquema por el cual condonará las deudas de aquellos jubilados que tienen una deuda con el organismo de hasta 30,000 pesos y, además, los apoyará con los gastos de cancelación de la garantía hipotecaria.

De acuerdo con un documento que se encuentra en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), el esquema tendrá la finalidad de atender a un máximo de 16,311 acreditados del organismo, los cuales para acceder a éste deben de contar con un crédito vigente, haber pagado al menos 90% de su adeudo, entre otros requisitos.

“Los acreditados que opten por el programa no serán susceptibles de obtener un segundo crédito (con el organismo), al haber liquidado el primero mediante el beneficio de este acuerdo, el cual considera una quita; lo anterior de acuerdo a lo establecido en las reglas de otorgamiento de crédito vigentes”, se puede leer en el documento de la sesión ordinaria 1,369 del Fondo, que se celebró el pasado 11 de febrero.

Requisitos convenio de liquidación de deuda entre el acreditado y el Fovissste

  • Contar con una edad igual o mayor a 55 años.
  • Tener el estatus de pensionado.
  • Contar con un crédito vigente.
  • El saldo insoluto del crédito deberá ser igual o menor a 30,000 pesos.
  • No deberán ser créditos mancomunados, emproblemados, que se les haya aplicado una reestructura o que se le haya otorgado el seguro de crédito contemplado en la ley del Issste.

“El Fovissste informará mediante un banner a través de los estados de cuenta digitales de los acreditados, si cumplen con los requisitos para ser beneficiados con el programa de Certeza Jurídica”, se puede leer en el documento que está en la Conamer.

Experiencias anteriores

Hace algunos años, cuando José Reyes Baeza era vocal ejecutivo del Fondo, este organismo presentó un esquema similar, de nombre Solución Total, el cual tenía el objeto de beneficiar a cerca de 40,000 trabajadores al servicio del Estado cuyos créditos de vivienda fueron otorgados entre 1987 y 1997, cofinanciados con un banco, y que vieron cómo su saldo aumentó de manera exagerada debido a la crisis económica de 1994.

Este esquema consistía en que, si el derechohabiente debía 10,000 pesos o menos, se le hacía un descuento de hasta 34% de su plan de pagos. La meta de este esquema, que se terminó en septiembre del 2018, era la de apoyar a 40,000 derechohabientes; sin embargo, este esquema sólo aplicó para poco más de 10,000 personas.

Este medio consultó al Fovissste para saber la fecha de la presentación del nuevo programa; sin embargo, hasta el momento no ha habido respuesta del organismo que encabeza Agustín Rodríguez.