En espera de conocer el cuarto anuncio monetario del año, estrategas de los bancos de inversión Brown Brothers Harriman (BBH) y Barclays advierten que la lenta recuperación del empleo en Estados Unidos así como la tendencia alcista en la inflación, alimentará una modificación en los pronósticos macroeconómicos del Comité Federal del Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en inglés), que se actualizarán conforme al calendario en la cita del miércoles 16 de junio.

De acuerdo con los estrategas, el órgano responsable de dirigir las decisiones de política monetaria en Estados Unidos, subrayará con un comunicado hawkish los cambios en las perspectivas para la inflación y crecimiento de Estados Unidos.

Los miembros del Comité estimaron en marzo que se presentaría una variación de los precios generales de 2.4% este año, una fluctuación que está por arriba del 1.8% estimado por ellos en diciembre. Y previeron entonces que la economía estadounidense alcanzaría una tasa de crecimiento de 6.5% este año y 3.3% en 2022. Estos pronósticos suelen actualizarse cada tres meses por los miembros del FOMC.

En un análisis liderado por Win Thin, vicepresidente senior de mercado cambiario en Brown Brothers Harriman, explicó que “hay demasiadas incertidumbres en el mercado laboral y en la inflación como para cambiar el tono del mensaje”.

Aparte, en un análisis, economistas de Barclays consideran que no vendrá siquiera una mención sobre las compras de activos pues cualquier señal sobre las herramientas que están utilizando desde que inició la pandemia, podría perturbar los mercados.

Hawkish, en lenguaje de política monetaria, indica baja tolerancia al desvío de los objetivos del banco central, que en el caso de la Fed, son inflación baja y pleno empleo.

De acuerdo con otro análisis, de la consultoría Oxford Economics “los miembros del FOMC seguirán anticipando que el desequilibrio entre la oferta y la demanda se resolverá en los próximos meses”.

Los tres grupos de estrategas pusieron en el horizonte la atención en el Simposium anual de Jackson Hole, a realizarse en agosto, donde el presidente de la Fed suele dar los anuncios más relevantes. Para ese momento esperan tener un panorama más amplio sobre el avance de la vacunación, el crecimiento de la economía y el comportamiento de la inflación.