Las economías emergentes se verán particularmente afectadas por los efectos indirectos que resulten del inicio del retiro de estímulos monetarios (tapering) por parte de bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo.

Estos efectos podrían ser salidas de capital y las depreciaciones del tipo de cambio, un comportamiento similar al que se presentó en el llamado taper tantrum (berrinche de mercados) del 2013.

Al divulgar dos capítulos de su informe semestral insignia, el “World Economic Outlook” (WEO), los especialistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) destacaron que la credibilidad de los bancos centrales ayudará a anclar lo más posible las expectativas de inflación, facilitando el camino para regresar este indicador a una tendencia más habitual.

En los últimos meses, bancos centrales de países emergentes han modificado su política monetaria. En el caso de México, ha habido tres alzas consecutivas en la tasa de interés, para ubicarla en 4.75 por ciento. El Banco de México modificó su pronóstico de inflación para este año a 6.2%, frente a 5.7% previo.

Inflación se normalizará en el 2022

Los expertos del FMI estiman que el pico más alto de la inflación mundial se tocará a finales de este año y dijo que podría regresar a los niveles prepandemia hasta mediados del año 2022.

Reconocieron que este escenario base está sujeto a varios riesgos, como son las interrupciones prolongadas de la oferta, así como los choques de precios de materias primas y vivienda.

En uno de los capítulos divulgados titulado “La inflación asusta”, estimaron que el aumento de precios en economías emergentes podría ubicarse en 6.8% al terminar este año, con riesgos al alza. Y proyectaron que puede moderarse a 4% el año entrante.

De acuerdo con los especialistas del FMI, la presión al alza en la inflación de emergentes, como México, también estará impulsada por la recuperación de los mercados laborales, producto de una economía que se repone.

En el mismo capítulo, los economistas admitieron que hay incertidumbre respecto de sus pronósticos de inflación, por el riesgo de que se prolongue la escasez de suministros de insumos, fluctuaciones en los precios de alimentos y la depreciación de las divisas.

Invertir para crecer

En conferencia de prensa virtual, Philip Barret, economista del FMI, explicó que la inversión pública en investigación es determinante para acelerar el crecimiento.

Dijo que la productividad es un factor determinante para impulsar un crecimiento de largo plazo y por ello es importante generar en los países emergentes un ambiente que incentive a la inversión e innovación.

En el capítulo, titulado “Investigación y desarrollo: Pelear contra la pandemia e impulsar el crecimiento de largo plazo”, expertos dijeron que la inversión y el desarrollo impulsan a más sectores y países que la investigación aplicada con orientación comercial. Tomaron el caso de la pandemia y el acceso a las vacunas para las economías emergentes para explicar que la investigación extranjera ha sido especialmente importante.

Alza de precios de la energía, prioridad en Europa

El alza en los precios de la energía se volvió el foco de la agenda europea.

Este miércoles, los precios del gas (que también se usa para generar electricidad) subieron 25% en los mercados europeos y acumulan un alza de 600% sólo este año, situándose en máximos históricos, debido a una demanda que crece incesantemente antes del invierno y ante bajos inventarios, de acuerdo con datos reportados por la agencia Reuters.

Los altos recibos de luz y la incertidumbre sobre si el aumento de los precios de la energía estimulará la inflación hizo que algunos países de la Unión Europea (UE) busquen soluciones en bloque como hacer compras consolidadas.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, recordó que el Consejo Europeo realizará una cumbre el 21 y 22 de este mes donde abordarán la situación energética.

”Estamos ante una crisis sin precedentes que necesita de medidas extraordinarias, innovadoras y contundentes de la UE para poder contener esta alza de los precios de la electricidad”, dijo el presidente de España, Pedro Sánchez. (Agencias)

ymorales@eleconomista.com.mx