El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó a un dramático -7% su previsión del desempeño del PIB de Venezuela en el 2015, por el impacto de la caída en los precios internacionales del petróleo, según las nuevas proyecciones divulgadas este miércoles.

La economía de Venezuela "será la más afectada" de América Latina por la baja del crudo, "y la proyección actual es de una caída en el nivel de actividad de 7% en el 2015", informó la entidad.

En su informe regional de octubre pasado, el FMI había estimado en -1% el desempeño económico venezolano en 2015, de forma que desde entonces revisó a la baja esa previsión en seis puntos porcentuales.

El FMI, que en octubre estimó que la economía venezolana terminaría el 2014 con caída de 3%, también revisó ese número, a una contracción de 4 por ciento.

Para los técnicos del FMI, la situación obedece fundamentalmente al retroceso en los precios del petróleo.

"Cada disminución de 10 dólares en los precios del petróleo acarrea un deterioro de la balanza comercial de Venezuela del orden de 3.5% del PIB, un impacto muchísimo mayor que para cualquier país de la región", señaló la entidad financiera.

Pero la cuestión generada por la caída del petróleo "agudiza los problemas fiscales y la recesión económica", añadió.

Esta situación podría tener un impacto secundario en diversas economías de América Central y del Caribe que se benefician de entregas de petróleo subvencionado por Venezuela en el marco del programa Petrocaribe, ya que Caracas enfrenta presiones para reducir sese programa.

Baja generalizada

La previsión de crecimiento de Brasil también fue drásticamente rebajada a 0.3%, contra una expectativa de 1.4% que el FMI había manifestado en octubre pasado. El FMI estimó en magro 0.1% la expansión del PIB en el 2014.

La actividad económica brasileña se mantiene "anémica", apuntó el FMI, que sin embargo señaló que el compromiso del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff de "contener el déficit fiscal y reducir la inflación debería ayudar a apuntalar la confianza en el marco de política macroeconómica".

A su vez México, Chile, Colombia y Perú mantendrán su tendencia de crecimiento, pero también la previsión de desempeño fue revisada a la baja: Chile a 2.8%, Colombia a 3.8%, México a 3.2% y Perú a 4 por ciento.

En el caso de Argentina, el FMI prevé que cerrará el 2015 con el PIB en retroceso de 1.3%, aunque esa previsión es mejor que la publicada en octubre, cuando la entidad expresó una expectativa de caída de 1.5 por ciento.

Efecto regional neutro

Para los técnicos del FMI, el deterioro en los precios internacionales del petróleo afecta también "las perspectivas de crecimiento de Bolivia, Colombia y Ecuador".

No obstante, con relación a estos tres países, el Fondo añadió que "los balances fiscales sufrirán por la caída de los ingresos del petróleo (...) pero las posiciones iniciales son los suficientemente sólidas como para hacer frente al impacto".

De acuerdo con el FMI, la drástica caída de los precios del petróleo tendrá en general un efecto neutro a nivel regional, pues países importadores de crudo se verán en una posición ventajosa.

A más largo plazo, "una persistente debilidad de los precios del petróleo también podría limitar el potencial asociado al desarrollo de los recursos de hidrocarburos aún sin explotar de algunos países como Argentina, Brasil o México", señaló la entidad.

abr