El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó este lunes a la baja el crecimiento mundial en 2012 al 3.5% y el de América Latina del 3.7% al 3.4% al detectar "nuevas señales de debilidad", sobre todo en la zona euro y en Estados Unidos, mientras que en México elevó su proyección de crecimiento en 0.3% para ubicarlo en 3.9 por ciento.

En los últimos tres meses, la recuperación mundial, que de todas maneras no había sido muy pronunciada, ha mostrado nuevas señales de debilidad", indicó el Fondo, según una revisión actualizada de su informe económico mundial.

El FMI advirtió de nuevos "riesgos de degradación" de la situación económica, al mostrar su previsión una "baja marginal" de sus previsiones con respecto a abril y augurar un crecimiento del producto interno bruto (PIB) mundial de 3.5% (-0.1 puntos) en 2012 y de 3.9% (-0.2 puntos) en 2013.

Las inquietudes del FMI se centraron principalmente en la región que denomina "la periferia de la zona euro": Grecia, que recibe asistencia financiera internacional, y España, donde la entidad prevé que la recesión continuará hasta 2013.

"El crecimiento en un número importante de mercados emergentes ha sido menor que el esperado", destacó el Fondo.

En la región latinoamericana, Brasil ve su crecimiento recortado en 0.6 puntos porcentuales, hasta el 2.5%, pero por el contrario México aumenta 0.3 puntos porcentuales, al 3.9%.

Estados Unidos crecerá un 2.0% (-0.1%), la zona euro sigue en recesión (-0.3%), y China un 8.0% (-0.2 por ciento).

IVA EUropa

RDS