Washington.- Estados Unidos necesita una postura equilibrada y abarcadora para lidiar con sus problemas fiscales, que debería incluir una mezcla de recortes de gastos y alzas de ingresos, dijo el domingo la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

"Mi visión, personalmente, es que el mejor modo de ir adelante es tener una postura equilibrada que tome en consideración tanto aumentar los ingresos, que significa, sabes, o elevar los impuestos o crear nuevas fuentes de ingresos, y reducir el gasto", dijo.

Lagarde compartió su opinión sobre el inminente "abismo fiscal" de Washington, una combinación de recortes de gastos automáticos y aumentos de impuestos que entrarán en vigencia a comienzos del 2013 si los legisladores no llegan a acuerdo para impedirlo.

El Gobierno del presidente Barack Obama y líderes del Congreso aún están tratando de negociar un modo de evitar el abismo de 600,000 millones de dólares en alzas tributarias y gastos federales. En caso de no lograrlo, la economía estadounidense podría volver a caer en recesión.

Lagarde citó al "abismo fiscal" como la mayor amenaza a la economía estadounidense y dijo que el país está más vulnerable a sus propios problemas internos que a cualquier otra cosa que suceda en la zona euro o en China.

La economía estadounidense "es menos vulnerable a lo que suceda afuera, por ejemplo, en Europa", comentó Lagarde.

"No digo que no haya consecuencias de una crisis que pueda suceder en Europa. Pero las consecuencias serán relativamente menores. Estados Unidos está más expuesto a sus propias dificultades y a sus propios asuntos que a lo que pase en otros lugares del mundo, porque es un actor tan grande", añadió.

Lagarde dijo que sigue optimista respecto a que los legisladores acuerden un plan antes del plazo final del "abismo fiscal".

"Mi confianza está profundamente enraizada en el afecto que tengo por Estados Unidos. Creo que existe un sentido de ser práctico, lidiar con las cosas en vez de, sabes, bailar alrededor y evitar los temas", agregó.

lgl