La Corte Correccional de Lille, norte de Francia, inició hoy un juicio contra una presunta red de proxenetas en el que está inculpado el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn.

El juicio, uno de los más mediáticos del año en Francia, comenzó a las 14:00 horas locales con la presencia en la sala de Strauss-Kahn, quien entró a la Corte por el estacionamiento subterráneo para evitar a decenas de fotógrafos y camarógrafos.

DSK , siglas con las que es conocido en Francia el ex director gerente del FMI entre 2007 y 2011 y quien dimitió de la dirección del FMI tras su arresto por agresión sexual a una empleada de un hotel de Nueva York, está acusado de proxenetismo agravado .

El ex director del FMI, quien será juzgado excepcionalmente por tres magistrados, podría ser condenado de acuerdo a la ley francesa a una pena de hasta 10 años de cárcel y a una multa de hasta 1.5 millones de euros (1.7 millones de dólares).

Un total de 14 personas, entre ellas tres mujeres, están inculpadas en el caso acusadas de haber organizado una red de prostitución que operaba en dos hoteles de la ciudad francesa de Lille, en donde este lunes comenzó la vista judicial, y en capitales de tres países.

El proceso de DSK

El lujoso hotel Carlton de Lille, que ha dado nombre al caso, era el escenario principal de la red de la que formaban parte empresarios, policías, abogados, empleados del hotel y amigos de DSK , entre ellos el propietario de un club nocturno, cuyo alias es Dodo la salmuera .

El hotel de lujo era el principal escenario de las fiestas sexuales que organizaban los amigos del director del FMI en la época y en las que Strauss-Kahn era el principal protagonista, el rey de la fiesta , según declaró literalmente una de las sexoservidoras.

La Procuraduría considera que Strauss-Kahn era el principal instigador de las veladas de sexo que también se extendieron a Bruselas (Bélgica), a París y a la ciudad sede del FMI, Washington (Estados Unidos).

Los abogados de Strauss-Kahn reconocieron la participación de su cliente pero mantienen que el ex director del FMI desconocía que las jóvenes eran sexoservidoras y que cobraban por sus servicios.

Strauss-Kahn nos quiere hacer creer que él era un ingenuo , declaró Jade , el sobrenombre de una de las dos sexoservidoras que participaron en las veladas y que se ha constituido en parte civil en el caso.

Sin embargo el ex director del FMI, quien llegó a ser el favorito de los franceses en los sondeos previos a las elecciones presidenciales de 2012, podría ser absuelto de culpa a petición de la Procuraduría o ser condenado a una pena de prisión exenta de cumplimiento.

Reporteros de unos 300 medios, franceses y de todo el mundo, se han acreditado para seguir el caso, de acuerdo con fuentes del Tribunal de Lille.

La audiencia durará inicialmente tres semanas, pero podría prolongarse durante un mes más, de acuerdo con fuentes judiciales.

Se calcula que Strauss-Kahn, de 65 años de edad en la actualidad y que se divorció de su última esposa luego del escándalo del hotel Sofitel de Nueva York, comparecerá ante los jueces de la Corte la semana próxima.

 Juicio Dominique Strauss-Khan

rarl