El gobierno de Estados Unidos se acerca a su límite de tiempo para ampliar su techo de endeudamiento y así evitar caer en una parálisis operativa, pero los legisladores no se ponen de acuerdo.

Sin embargo, la jefa de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, se comprometió el jueves a que se aprobará una nueva ley presupuestal antes del 30 de septiembre para evitar que el gobierno federal caiga en default, pero no aclaró si espera apoyo del partido político de oposición republicana.

Para seguir funcionando a partir del 1 de octubre, el gobierno necesita autorización de ampliación del techo de la deuda por parte del Legislativo. El tiempo apremia porque el Departamento del Tesoro estima que el país llegaría a su límite de deuda a finales de octubre debido a que este año se realizó un gasto mayor por las medidas implementadas para apuntalar la economía a raíz de la pandemia de Covid-19.

El problema es que es necesario un acuerdo político entre Demócratas y Republicanos. Los demócratas controlan ambas cámaras del Congreso, pero a pesar de eso, necesitan algunos votos de la oposición para aprobar un texto de ley de presupuesto antes de fin de este mes, que marca el cierre del año fiscal de Estados Unidos.

El techo de la deuda, establecido en un monto de 28.8 billones de dólares, es la cantidad a partir de la cual el gobierno ya no puede emitir nuevos papeles para financiarse, lo que le impediría pagar sus deudas.

La noche del martes, y sólo con votos demócratas, la Cámara de Representantes aprobó extender hasta el 3 de diciembre el presupuesto a fin de que no se paralice el funcionamiento del gobierno federal (el llamado shutdown).

Algunos legisladores republicanos apoyan esa idea, pero se niegan enérgicamente a elevar el techo de la deuda de Estados Unidos, una medida que los demócratas deslizaron en ese proyecto de ley.

Tradicionalmente ambos partidos aprueban las medidas sobre la deuda, pero esta vez los republicanos están reacios y acusan a los demócratas de incurrir en gastos "irresponsables".

Nancy Pelosi estima que antes del 30 de septiembre se aprobará una ampliación en el techo de la deuda para evitar la paralización del gobierno.