La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) afirmó que la fiscalización es un instrumento esencial para que los gobiernos recauden los fondos necesarios para el financiamiento de los servicios públicos y por lo tanto se vuelve necesario dotar a los países de una base fiscal más amplia para cubrir sus necesidades de financiamiento público.

“La digitalización de la economía y el auge de los gigantes tecnológicos como Google, Amazon, Facebook y Apple (conocidos como GAFA) hace necesaria una planificación fiscal agresiva para combatir la evasión fiscal y las prácticas simuladas adoptadas por las empresas multinacionales”, se detalla en la resolución del Parlamento europeo.

De tal manera que la APCE consideró que el multilateralismo es el mejor medio para lograr resultados, y que un consenso a nivel internacional es la mejor manera de reformar al sistema tributario internacional y combatir la “injusticia fiscal”.

La asamblea dijo, durante su sesión de primavera, que recibió con satisfacción el trabajo de la Organización de Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre el Marco Inclusivo sobre la Erosión de la Base y de Beneficios (BEPS, por su sigla en inglés) en donde se detalla que la primera acción es sobre las respuestas políticas a la economía digital y por lo tanto respalda las primeras propuestas multilaterales establecidas en los dos primeros pilares del marco regulatorio de la OCDE.

La OCDE detalla que en el Marco BEPS en el primer pilar se abordan las cuestiones más amplias de la fiscalidad en la economía digital; se centra en cómo se determinan los derechos fiscales y cómo se distribuyen los beneficios fiscales entre jurisdicciones.

En el segundo pilar se especifican las cuestiones relacionadas con la planificación fiscal mediante el establecimiento de un impuesto mínimo global.

Por su parte, Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, declaró que la relación entre la OCDE y el Consejo de Europa en materia de transparencia fiscal es fructífera y recordó el trabajo para la creación del Convenio Multilateral de Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal. “Fue un ejemplo concreto de cooperación multilateral”.

En julio habría acuerdo multinacional

Con el pronunciamiento de Estados Unidos para crear un impuesto mínimo global a empresas multinacionales se agiliza el camino para llegar un acuerdo entre jurisdicciones ya que antes el país mencionado, en la administración de Donald Trump, no tenía intenciones en llegar a un consenso global.

“Para julio vamos a ser capaces de tener un acuerdo y ahora con Estados Unidos es un cambio de juego muy grande porque han dicho que sí al acuerdo multilateral (...) Ahora tenemos 139 países que están dispuestos a avanzar y vamos a tener un acuerdo internacional”, comentó Gurría.

Asimismo, el secretario general de la OCDE no dejó pasar la oportunidad para recordar que ante la crisis sanitaria los gobiernos deben seguir con el apoyo fiscal y utilizar activamente los instrumentos políticos para restablecer las economías y promover un crecimiento inclusivo, resistente y sostenible.

valores@eleconomista.mx