El Euro se mantuvo en mínimos de 17 meses frente al dólar, arrastrado por el recorte en la calificación a varios países de Europa por parte de S&P, así como al fondo de rescate europeo y ante las crecientes expectativas de que Grecia caiga en una moratoria de pagos.

A pesar de que la divisa única europea cerró con una pérdida marginal 0.02%, cayó a 1.2665 dólares, su peor nivel desde el 25 de agosto del 2010, cuando finalizó en 1.2659 dólares, tocó un mínimo intradía de 1.2661 dólares. Así, tan sólo en las dos primeras semanas del 2012 acumula una pérdida de 2.20 por ciento.

En tanto, frente al yen la divisa europea cayó a 97.01 yenes, su peor nivel desde junio del 2000, lo que podría llevar al Banco de Japón a intervenir nuevamente en el mercado para frenar el avance de su moneda. Ya que además el dólar perdió 0.50% frente a la divisa nipona.

Al recorte en la calificación de S&P a nueve países de la zona euro el viernes se le sumó ayer la rebaja al fondo de rescate europeo a AA+ desde AAA , esto tras la baja en la nota de Francia y Austria, dos de los aportadores del fondo.

Lo anterior ocurre en medio de grandes preocupaciones en torno de la crisis griega, debido al fracaso del gobierno helénico para llegar a una solución con los acreedores privados de cara a vencimientos de bonos por 14,500 millones de euros en marzo, lo cual ha aumentado los temores de que el país helénico necesite ayuda financiera adicional.

En este contexto, el ministro de Finanzas de Gran Bretaña, George Osborne, comentó a la BBC: Yo diría que casi más que las rebajas, la incertidumbre actual sobre cómo se va a eliminar parte de la deuda de Grecia en manos del sector privado es actualmente la mayor fuente de inestabilidad en la zona euro .

Además, agregó que la zona euro no ha aportado los recursos necesarios para respaldar a la moneda y así inyectar confianza en el mercado.

Rumbo a los 1.25 dólares

Esto se suma a las expectativas de varios especialistas del mercado cambiario como Richard Franulovich, jefe de Estrategia Cambiaria de Westpac, quien indicó que seguramente Grecia será el primer país desarrollado en caer en default en 60 años.

Así, Franulovich estima que el euro podría caer hasta los 1.25 dólares esta misma semana, lo que representaría su peor nivel desde junio del 2010.

De acuerdo con operadores, la barrera de los 1.26 dólares es clave para detener las ventas y de perforarlo, las pérdidas se acentuarán con fuerza.

Todas las señales de S&P apuntaban a que la crisis empeoraría antes de mejorar y me cuesta encontrar un argumento para no estar corto de euro/dólar por el momento , dijo Niels Christensen, de Nordea.

Por su parte, representantes del gobierno de Grecia se reunieron ayer con funcionarios del Fondo Monetario Internacional para terminar con el estancamiento en las negociaciones con los inversionistas privados.

En medio de todo esto, los inversionistas ignoraron una exitosa subasta de deuda en Francia y además especialistas indicaron que no hay razones para tener posiciones largas en euros.

Por lo que de presentarse algún repunte se debería sólo a un ajuste debido a las pérdidas que ha sufrido.